Publicado 17/04/2020 15:26:36 +02:00CET

Libia.- La ONU denuncia ataques contra el hospital de Trípoli asignado para atender a enfermos de coronavirus

Libia.- La ONU denuncia ataques contra el hospital de Trípoli asignado para aten
Libia.- La ONU denuncia ataques contra el hospital de Trípoli asignado para aten - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

La OIM denuncia la desaparición de cientos de migrantes en Libia, donde los combates se han intensificado en estas últimas semanas

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha expresado este viernes su "gran preocupación" por la persistencia de los combates en Libia y, en particular, por el impacto que están teniendo sobre la población civil, hasta el punto de que ha podido confirmar al menos tres ataques en abril contra un hospital de Trípoli asignado para la atención de presuntos casos de Covid-19.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha lamentado que, pese a "los numerosos llamamientos para un alto el fuego global en estos momentos difíciles", en el caso de Libia los combates "han aumentado". "Instamos a todas las partes en conflicto a acatar inmediatamente una pausa humanitaria", según un portavoz, Rupert Colville.

La misión de Naciones Unidas en Libia documentó en el primer trimestre del año al menos 64 muertos y 67 heridos civiles, un 45 por ciento más víctimas que en los últimos tres meses de 2019. Asimismo, se han registrado ataques "indiscriminados" contra instalaciones sanitarios, lo que supondría una violación del Derecho Internacional.

El ataque contra estas instalaciones, ha advertido Colville, es "aún más lamentable" si se tiene en cuenta el contexto actual, por una pandemia de coronavirus que ya ha dejado en el país norteafricano alrededor de medio centenar de contagiados y un fallecido, según la Universidad Johns Hopkins.

Entre el 6 y el 10 de abril, el hospital de Al Jadra en Trípoli, establecido para pacientes de coronavirus, se vio afectado por al menos tres ataques con cohetes. Ademas, el aumento de los combates a lo largo de la costa oeste durante la última semana ha obligado a cuatro hospitales de Sabraza y Surman a paralizar sus actividades.

La oficina que dirige Michelle Bachelet ha reconocido la reciente liberación de más de 1.600 presos en Libia para aliviar la presión en las cárceles y centros de detención, pero se ha mostrado "alarmada" porque "solo un puñado de mujeres y niños" formen parte de la lista.

"Instamos a las autoridades a liberar a cualquier persona cuya detención haya sido arbitraria y a limitar estrictamente el tiempo de detención preventiva", ha dicho Colville, que ha abogado por prestar especial a colectivos vulnerables como los migrantes, recluidos en centros con graves carencias sanitarias, de higiene y espacio.

MIGRANTES DESAPARECIDOS

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también ha dado la voz de alarma por la aparente desaparición de cientos de migrantes que han sido devueltos este año a Libia por la Guardia Costera.

Las once instalaciones oficiales de detención albergan apenas a 1.500 personas, la cifra más baja desde octubre, a pesar de en 2020 los guardacostas libios han devuelto al país norteafricano a unos 3.200 migrantes interceptados a bordo de pateras en el Mediterráneo. Solo en la última semana, partieron de Libia unos 800 migrantes y refugiados, de los cuales 400 regresaron y al menos 200 están desaparecidos.

Según la OIM, la mayoría terminan en instalaciones no oficiales o a las que la organización no tiene acceso. Además, informaciones "fiables" advierten de la posible entrega de estas personas a traficantes o de casos de torturas para extorsionar a las familias.

"La falta de claridad sobre la suerte de las personas desaparecida es un motivo de gran preocupación", ha señalado la portavoz de la OIM, Safa Msehli, quien ha apuntado que hay "muchos testimonios de primera mano" de los abusos que seguirían cometiéndose en los centros de detención de Libia, "formales e informales".