Publicado 06/06/2020 05:52CET

Libia.- La ONU extiende la autorización para inspeccionar buques sospechosos de violar el embargo de armas a Libia

Libia.- La ONU extiende la autorización para inspeccionar buques sospechosos de
Libia.- La ONU extiende la autorización para inspeccionar buques sospechosos de - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado este viernes de forma unánime extender durante un año la autorización para que los estados miembro puedan inspeccionar buques sospechosos de violar el embargo de armas a Libia.

En concreto, los 15 miembros han extendido la autorización prevista en la resolución 2473, de 2019, mediante la aprobación, en una reunión celebrada por videoconferencia, de la resolución 2526.

Ambas medidas, primeramente acordadas en la resolución 2292 de 2016, permiten a los estados, actuando a nivel nacional o a través de organizaciones regionales, inspeccionar en alta mar embarcaciones con destino a Libia si tienen razones fundamentadas para creer que están violando el embargo de armas del Consejo de Seguridad.

Asimismo, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU han pedido al secretario general, António Guterres, un informe sobre la implementación de esta nueva resolución en un plazo de 11 meses.

Las fuerzas que apoyan al Gobierno libio reconocido internacionalmente han anunciado este viernes la toma de Tarhuna, último bastión del general Jalifa Haftar en el oeste del país, un día después de recuperar el pleno control de Trípoli, la capital.

En este sentido, el portavoz del secretario general, Stepháne Dujarric, ha asegurado que Naciones Unidas sigue "extremadamente cerca" los acontecimientos que se desarrollan sobre el terreno el Libia.

Asimismo, ha reconocido que persiste la "preocupación" sobre el impacto de la "violencia continuada" sobre los civiles libios y ha especificado que la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha pedido a las partes involucradas en el conflicto "desescalar".

"Hay un borrador de acuerdo de alto el fuego presentado en febrero. Eso, para nosotros, constituye la vía más sólida para la vuelta de las conversaciones entre las dos partes involucradas en este conflicto y terminar el enfrentamiento", ha añadido Dujarric.

CONVERSACIONES

La ONU anunció el martes que el Gobierno de unidad y Haftar habían aceptado reiniciar los contactos entre sus delegaciones militares en formato 5+5 para intentar lograr un acuerdo de alto el fuego en el país.

Las conversaciones entre las delegaciones militares son parte del proceso impulsado por la conferencia de Berlín, que fue apoyado en febrero por una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Estos contactos forman parte de un proceso de tres vías --militar, política y económica-- y derivaron a principios de marzo en un borrador de acuerdo para un alto el fuego, si bien Haftar respondió recrudeciendo su ofensiva contra la capital.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad.

El inicio de las operaciones militares encabezadas por Haftar llegó tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.