Publicado 06/02/2021 16:04CET

Libia.- Los políticos libios celebran la desginación de las autoridades de transición del país

Los participantes en el Foro de Diálogo Político Libio que se celebra en Túnez
Los participantes en el Foro de Diálogo Político Libio que se celebra en Túnez - Khaled Nasraoui/dpa - Archivo

La ONU aplaude la elección que hace que Libia avance "en la dirección correcta"

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los principales políticos de Libia han celebrado este sábado la elección, en la víspera, del activista y empresario Abdul Hamid Mohamed Dbeibé y el exembajador en Grecia Mohamed Menfi como primer ministro de Libia y presidente del Consejo Presidencial, ambos en funciones, y parte del Gobierno de transición que guiará los destinos del país hasta la celebración, si se cumplen las expectativas, de elecciones a final de año.

El proceso de votación se ha saldado con la victoria de los miembros de la lista integrada por Menfi como presidente del Consejo Presidencial --en el que estará acompañado por Mosa al Koni y Abdulá Husein al Lafi, cada uno de ellos como representante de cada una de las tres regiones del país--, así como por Dbeibé como primer ministro, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.

Esta lista se ha impuesto a la que era considerada favorita, encabezada por el hasta ahora presidente del Parlamento asentado en el este del país, Aguila Salé, como presidente del Consejo Presidencial, y del ahora ministro del Interior del Gobierno de unidad, Fazi Bashaga, como primer ministro.

El presidente Salé ha expresado su esperanza de que la nueva administración logre llevar a cabo las tareas que se le encomiendan. También el primer ministro del Gobierno de unidad libio en Trípoli, Fayez Serraj ha dado la bienvenida a las elecciones y expresó su esperanza de que la nueva administración trabaje para allanar el camino para la celebración de las elecciones generales previstas para el 24 de diciembre.

"Felicito a quienes han sido elegidos para asumir responsabilidades en el nuevo Consejo Presidencial y para encabezar el Gobierno de Unidad Nacional", ha hecho saber Serraj, antes de llamar a los ganadores a asumir su responsabilidad "en estas difíciles circunstancias" y de expresar su esperanza en que trabajarán lo mejor posible "durante la próxima fase" de transición "para proporcionar las condiciones adecuadas para la celebración de las elecciones según lo programado", ha añadido en declaraciones recogidas por el 'Libya Observer'.

Bashaga también ha concedido su aplauso a los ganadores. "Felicito a la lista ganadora en este día, en el que la democracia ha demostrado ser evidente. Les deseo éxito por el bien del país y su gente", escribió en un tuit.

La elección de este viernes es la culminación de semanas de diálogo en el seno del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF), una herramienta con la que las administraciones enfrentadas en el país esperan poner fin a la guerra civil que dura ya cerca de siete años, aprobó el 19 de enero el mecanismo de selección del nuevo Gobierno provisional hasta las elecciones del 24 de diciembre de 2021.

Los contactos entre las partes se han intensificado desde que el Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente y respaldado militarmente por Turquía, rechazara la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), contra la capital, Trípoli.

"BUENA NOTICIA"

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha acogido con "satisfacción" la elección y las "promesas" de los nuevos líderes de las autoridades de transición de formar un Gobierno "que refleje el pluralismo político, la representación geográfica y su compromiso de incluir al menos un 30 por ciento de mujeres en puestos ejecutivos, así como de garantizar la participación de los jóvenes".

"Es una muy buena noticia en nuestra búsqueda de la paz", ha señalado también Guterres, para pedir que se respeten los principios y plazos establecidos respecto a los comicios y recalcar que la ONU continuará apoyando al pueblo libio que "avanza en la dirección correcta".

Por su parte, la enviada especial en funciones de Naciones Unidas para Libia, Stephanie Williams, ha celebrado el "momento histórico" de la elección y ha confiado en que la "importancia" de la misma "crecerá con el paso del tiempo en la memoria colectiva de Libia".

No obstante, ha recordado que "los desafíos no han quedado atrás" y ha insistido en que las autoridades de transición deben "respetar" la "unidad e inclusión" que se ha construido en el Foro de Diálogo Político Libio y cumplir los compromisos ahí adquiridos.

En este sentido, ha incidido en que es necesario que las nuevas autoridades actúen de forma "urgente" para mantener la fecha de las elecciones del 24 de diciembre y lleven a cabo un proceso "integral de reconciliación nacional", basado en la "justicia" y que promueva la "cultura de la amnistía y la tolerancia en paralelo con la búsqueda de la verdad y la reparación".

El apoyo e implementación del acuerdo de alto el fuego y la acción frente a la crisis económica y "terribles condiciones de vida" del país han sido otras de las peticiones de Williams.

"El Diálogo Político Libio no ha completado sus tareas. Tiene un papel fundamental que desempeñar en los próximos meses como supervisores de la hoja de ruta que adoptaron en Túnez", ha aseverado la enviada especial de la ONU, para sentenciar que se debe "seguir trabajando con el mismo espíritu para garantizar que las aspiraciones y demandas claras del pueblo libio no queden sin cumplir y sin respuesta".

Por otra parte, Estados Unidos también ha dado "la bienvenida" a las nuevas autoridades y ha mostrado su apoyo "pleno" al resultado del proceso que "conducirá a una Libia estable y segura", según ha señalado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

LIBIA

Libia vive sumida en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Jalifa Haftar.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.