Publicado 18/11/2021 00:52CET

Libia.- El presidente de la Cámara de Representantes de Libia anuncia su candidatura a las elecciones presidenciales

Archivo - HANDOUT - 24 November 2020, Russia, Moscow: President of the Libyan House of Representatives Aguila Saleh is pictured during a meeting with Russian Foreign Minister Sergey Lavrov at the Foreign Ministry office in Moscow. Photo: -/Russian Foreign
Archivo - HANDOUT - 24 November 2020, Russia, Moscow: President of the Libyan House of Representatives Aguila Saleh is pictured during a meeting with Russian Foreign Minister Sergey Lavrov at the Foreign Ministry office in Moscow. Photo: -/Russian Foreign - -/Russian Foreign Ministry /dpa - Archivo

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara de Representantes de Libia, Aguila Salé, ha anunciado este miércoles su candidatura a las elecciones presidenciales que se celebrarán el 24 de diciembre y en las que el país espera poner fin a la grave crisis que atraviesa desde hace años.

Además, el recién postulado candidato ha trasladado su apoyo a la Declaración Constitucional del país, y la ha ensalzado como "la base legítima para la existencia de los órganos de gobierno en el estado", así como el documento que "rige el país" en una "etapa de transición", recoge la cadena saudí Al Hadath.

Por otro lado, ha hecho hincapié en la importancia de que el Poder Judicial sea independiente e inmune como "garantía básica" para la "protección de derechos y libertades" en Libia.

"Estamos trabajando para trascender el pasado, pasar página al conflicto, mirar hacia el futuro y lanzar la reconciliación nacional como piedra angular para la reconstrucción de la nación y su estabilidad", ha expresado Salé.

La candidatura del presidente de la Cámara se une a las ya anunciadas del general Jalifa Haftar, aliado de las autoridades asentadas en el este de Libia, y la de Saif al Islam, hijo del antiguo líder libio Muamar Gadafi.

Sin embargo, la Fiscalía Militar de Trípoli ha pedido a la comisión electoral que rechace las candidaturas de Saif al Islam y Haftar hasta que sean interrogados por las acusaciones que pesan contra ellos por supuestos crímenes de guerra en el país.

Haftar, que encabezaba el Ejército Nacional Libio (ENL) --alineado con las autoridades orientales-- hasta su reciente dimisión como paso previo a presentarse a los comicios, lanzó en 2019 una ofensiva militar contra la capital, Trípoli, repelida el año pasado gracias al apoyo de Turquía al Gobierno de unidad.

Por su parte, la Fiscalía de Libia emitió en agosto una orden de arresto contra Saif al Islam por su supuesta relación con mercenarios rusos que participaron en la ofensiva de Haftar, en la que el general contó además con apoyo de países como Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto.

El hijo mayor de Gadafi, quien fue considerado en el pasado como un posible referente del cambio en el país, fue condenado a muerte en julio de 2015, tras ser juzgado en rebeldía, toda vez que permanecía detenido en la localidad de Zintan en manos de un grupo de milicianos que se negó a entregarle a las autoridades libias.

Así, fue condenado por crímenes de guerra cometidos durante la revuelta de 2011 que acabó con el régimen de Gadafi, que murió a manos de milicianos rebeldes en Sirte el 20 de octubre de 2011. Sin embargo, finalmente fue liberado en abril de 2016 en el marco de una amnistía concedida por el gobierno asentado en el este del país.

Contador