Publicado 08/07/2020 17:11CET

Libia.- Rusia dice que Haftar está dispuesto a firmar un alto el fuego "inmediato" en Libia

Libia.- Rusia dice que Haftar está dispuesto a firmar un alto el fuego "inmediat
Libia.- Rusia dice que Haftar está dispuesto a firmar un alto el fuego "inmediat - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha afirmado este miércoles que Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este de Libia, está dispuesto a firmar un alto el fuego "inmediato", al tiempo que ha pedido a Turquía que convenza de ello al Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente.

"El Ejército Nacional Libio (ELN), según nuestra valoración, está dispuesto a firmar un documento para un alto el fuego inmediato, pero en esta ocasión es el Gobierno de Trípoli el que no quiere hacerlo, ya que cuenta con la solución militar", ha afirmado.

Así, ha reconocido que la situación es la opuesta a la que se vivió antes de la conferencia de Berlín en enero, cuando las fuerzas de Haftar rechazaron el acuerdo de alto el fuego al considerar que su situación sobre el terreno "era más favorable", pese a que el primer ministro del Ejecutivo de unidad, Fayez Serraj, sí estaba a favor de ello.

Lavrov ha destacado por ello que Ankara está trabajando "en esta dirección" con el Gobierno de unidad con el objetivo de lograr un alto el fuego. "Espero que sean capaces de lograr esta solución, que es la única correcta en las condiciones actuales", ha argüido.

"Estamos enviando una señal clara de que el primer y único paso necesario es la declaración de un alto el fuego total", ha sostenido el ministro, según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. "Si estamos de acuerdo en que no hay una solución militar, existe la necesidad de simplemente parar", ha zanjado.

Por otra parte, Lavrov ha criticado a Estados Unidos por lo que ha descrito como un intento por parte de Estados Unidos de bloquear el nombramiento del nuevo representante especial de Naciones Unidas en Libia, tras la dimisión de Ghasán Salamé el 2 de marzo. El cargo es ocupado de forma interina por Michelle Williams.

"Ha pasado medio año y el secretario general de la ONU (António Guterres) no ha podido nombrar a un nuevo representante especial en Libia. El ministro de Exteriores de Argelia y un exministro de Exteriores de Ghana fueron nominados, pero Estados Unidos se negó a apoyarles", ha dicho.

"La impresión es que nuestros colegas estadounidenses están intentando dejar de lado a Guterres", ha manifestado, al tiempo que ha agregado que "Estados Unidos no debería retener a la Secretaría General de la ONU para evitar el nombramiento de un enviado y contar con que su conciudadana puede manejar algunos asuntos poco claros" para Rusia.

TURQUÍA ALERTA SOBRE REPETIR EL ESCENARIO SIRIO

Por su parte, el portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, ha alertado de que "está surgiendo un escenario similar en Libia al que se dio en Siria", en referencia a los apoyos internacionales a las distintas partes en conflicto.

Kalin ha reclamado a todos los países que establezcan relaciones con el Gobierno de unidad, al que Ankara apoya militarmente, y ha destacado que Turquía "no quiere que Libia se convierta en una zona de guerra para milicias y mercenarios extranjeros".

"Los problemas en Libia afectan directamente a la seguridad en el Mediterráneo y de la OTAN", ha argumentado, al tiempo que ha señalado que "la menor crisis, tensión, enfrentamiento o guerra" en la región "afectará directamente a la seguridad de Turquía".

Por último, Kalin ha destacado que "es obvio quién realmente quiere la paz y la estabilidad y quién quiere que continúen los enfrentamientos", en una nueva crítica a Haftar, tal y como ha recogido la agencia estatal turca de noticias, Anatolia.

El país ha sido escenario de un recrudecimiento del conflicto a raíz de la ofensiva lanzada en abril de 2019 por Haftar, apoyado por las autoridades en el este del país, contra la capital, sede del Gobierno de unidad reconocido por la ONU.

La guerra ha estado marcada por la injerencia internacional y los abusos de los Derechos Humanos, tal y como han denunciado desde entonces tanto la ONU como diversas organizaciones no gubernamentales libias e internacionales.

El Gobierno de unidad ha logrado repeler la ofensiva de Haftar gracias al apoyo militar de Turquía desde principios de año y ha mantenido sus avances hacia la ciudad de Sirte ante el repliegue de las fuerzas orientales, respaldadas por Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Rusia.