Publicado 21/05/2020 16:53:56 +02:00CET

Libia.- Rusia reitera su petición de un alto el fuego y de "relanzar" el proceso mediado por la ONU en Libia

Libia.- Rusia reitera su petición de un alto el fuego y de "relanzar" el proceso
Libia.- Rusia reitera su petición de un alto el fuego y de "relanzar" el proceso - -/Russian Foreign Ministry /dpa - Archivo

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rusia ha reiterado este jueves su petición de un alto el fuego "inmediato" y de "relanzar" el proceso mediado por Naciones Unidas en Libia, tras los últimos avances militares de las fuerzas leales al Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente.

Moscú ha afirmado durante la jornada que los ministros de Exteriores de Rusia y Turquía, Sergei Lavrov y Mevlut Cavusoglu, respectivamente, mantuvieron el miércoles una conversación para "intercambiar opiniones sobre los acontecimientos en Libia".

Así, ha señalado que "ambos subrayaron la importancia de poner fin a las hostilidades sin retrasos y de relanzar el proceso político encabezado por Naciones Unidas", si bien el Ministerio de Exteriores turco no se ha pronunciado por el momento sobre este extremo.

El Ministerio de Exteriores ruso ha señalado que en este proceso tendrían que participar "las partes libias" para "solucionar la crisis en línea con las decisiones adoptadas en la Conferencia de Berlín y aprobadas por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".

El Gobierno de Turquía destacó el miércoles un cambio en el "equilibrio" en el conflicto después de que Ankara empezara a entregar apoyo militar el Gobierno de unidad, algo que ha sido criticado por Jalifa Haftar, quien cuenta por su parte con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto y Rusia, entre otros.

Haftar ha recibido una serie de reveses militares en los últimos días, incluida la toma el lunes de la base aérea de Uatiya, situada al suroeste de la capital, por parte de las fuerzas leales al Gobierno de unidad. En abril perdió el control de varias localidades al oeste de Trípoli.

En este contexto, sus fuerzas han anunciado este mismo jueves una "campaña aérea" contra objetivos de Turquía en el país. "Vais a ver la mayor campaña aérea en la historia de Libia en las próximas horas", ha prometido el jefe de la fuerza aérea de Haftar, Saqr al Jarushi.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores turco, Hami Aksoy, ha resaltado que "si los elementos golpistas de Haftar atacan intereses turcos en Libia, habrá graves repercusiones y se les considerará objetivos legítimos".

Aksoy ha manifestado en un comunicado que la declaración "refleja el engaño de los elementos afiliados a Haftar debido a sus recientes pérdidas sobre el terreno, lo que es una prueba clara de que la intención del golpista Haftar y sus seguidores es recrudecer el conflicto en Libia".

Asimismo, ha señalado que las palabras de Al Jarushi han llegado "después del despliegue de nuevos aviones de combate en el este de Libia con apoyo extranjero", sin apuntar directamente contra ningún país en concreto.

LA ONU CRITICA LA INJERENCIA EXTRANJERA

Naciones Unidas denunció el martes un "alarmante" aumento de las operaciones militares en Libia fomentado por la injerencia extranjera y criticó la creciente "violencia, crueldad e impunidad" en el marco del conflicto en el país africano.

"Me hubiera gustado ser capaz de dar un informe más positivo pero, desafortunadamente, cuando se piensa que se ha llegado al fondo en Libia, es posible de alguna forma alcanzar mayor profundidad en la violencia, la crueldad y la impunidad", dijo la representante especial de la ONU para Libia, Stephanie Williams.

"Entre el 1 de abril y el 18 de mayo, la Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha documentado al menos 248 víctimas civiles, con 58muertos y 190 heridos, lo que supone un incremento del 89 por ciento comparado con el total de víctimas civiles registrado durante los tres primeros meses del año", lamentó, antes de detallar que "la inmensa mayoría" de las mismas han sido causadas por las fuerzas de Haftar.

Así, manifestó que "millones de personas necesitan algún tipo de ayuda humanitaria" en el país, entre ellos 400.000 desplazados internos --incluidos 201.000 desde el inicio de la ofensiva en abril de 2019 contra la capital, Trípoli-- y 654.000 migrantes, refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran atrapados por el conflicto en el país.

"Creo que hemos llegado a otro punto de inflexión en el conflicto. Por lo que hemos visto sobre el flujo masivo de armas, equipamiento y mercenarios a ambas partes, la única conclusión que podemos sacar es que la guerra se intensificará, expandirá y profundizará, con consecuencias devastadoras para el pueblo libio", lamentó.

El conflicto en Libia se recrudeció en abril de 2019, cuando las fuerzas lideradas por Haftar lanzaron una ofensiva para hacerse con Trípoli, sede del Gobierno de unidad, creado a raíz del Acuerdo Político y que cuenta en estos momentos con el apoyo de Naciones Unidas.

El inicio de las operaciones militares encabezadas por Haftar llegó tras varios años de intentos infructuosos de lograr una solución política a la fragmentación en diversas administraciones tras la captura y ejecución de Muamar Gadafi en octubre de 2011.

La duplicidad institucional se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.

Contador