Publicado 19/01/2020 11:02:14 +01:00CET

Libia.- Serraj declara su desconfianza hacia las intenciones de Haftar sobre la firma de un alto el fuego en Berlín

Libia.- Serraj declara su desconfianza hacia las intenciones de Haftar sobre la
Libia.- Serraj declara su desconfianza hacia las intenciones de Haftar sobre la - Cia Pak/UN General Assembly/dpa - Archivo

EL CAIRO, 19 Ene. (DPA/EP) -

El primer minstro del Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional, Fayez Serraj, ha expresado su total escepticismo sobre la voluntad de su enemigo declarado, el mariscal Jalifa Haftar, a la hora de poner fin al conflicto en Libia justo antes del inicio este domingo de la conferencia de paz en Berlín para lograr, al menos, un alto el fuego en el país norteafricano.

"La larga experiencia acumulada que tenemos nos hace dudar de las intenciones, seriedad y compromiso del bando contrario, del que todo el mundo sabe que solo quiere el poder a cualquier precio", ha explicado Serraj sin mencionar por nombre a Haftar.

El mariscal de campo, brazo ejecutor del gobierno paralelo de Libia en el este del país, asedia Trípoli desde el pasado mes de abril, en un conflicto que ha dejado más de 2.000 muertos y arrastrado a países como Turquía y Rusia.

Precisamente Serraj ha recordado que Haftar se negó a firmar un acuerdo de alto el fuego gestionado por estos dos países "y eso que ya sabía lo que estaba en esa hoja de ruta cuando llegó a Moscú para negociar".

El primer ministro libio reiteró su juramento de "defender" Trípoli y de "seguir defendiéndose se esta agresión, si continúa". "No hemos atacado a nadie. Estamos ejerciendo nuestro derecho a la autodefensa", ha reiterado".

Asimismo, Serraj ha defendido la firma de un polémico acuerdo de vigilancia territorial y seguridad con Turquía, que argumentó como un doble pacto "que protege los derechos de ambos países y resulta, en términos de seguridad, apropiado para los intereses de los dos", frente a las críticas de Grecia, que entiende el acuerdo como una violación del derecho Internacional y limita el acceso a yacimientos de gas del sur de Creta.