Publicado 20/07/2020 22:33CET

Libia.- Trump y Al Sisi abogan por un alto el fuego y una "desescalada inmediata" en Libia

Libia.- Trump y Al Sisi abogan por un alto el fuego y una "desescalada inmediata
Libia.- Trump y Al Sisi abogan por un alto el fuego y una "desescalada inmediata - Shealah Craighead/White House /d / DPA - Archivo

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Estados Unidos y Egipto, Donald Trump y Abdelfatá al Sisi, respectivamente, han abogado este lunes por un alto el fuego y una "desescalada inmediata" en Libia, después de que el Parlamento egipcio haya dado 'luz verde' a una posible intervención militar de El Cairo en el país vecino.

El subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Judd Deere, ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter que "ambos líderes han afirmado la necesidad de una desescalada inmediata en Libia, incluido un alto el fuego, y progresos en las negociaciones económicas y políticas".

Así, ha desvelado que durante su conversación telefónica, Trump "ha reiterado también el compromiso de Estados Unidos para facilitar un acuerdo justo y equitativo entre Egipto, Etiopía y Sudán" sobre la presa que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul.

Por su parte, el portavoz de la Presidencia egipcia, Basam Rady, ha confirmado la conversación y ha resaltado que Al Sisi ha defendido que El Cairo busca "restaurar los pilares del Estado, preservar las instituciones nacionales y evitar un mayor deterioro de la situación de seguridad a través de una interferencia extranjera ilegal" en Libia.

El Parlamento de Egipto ha dado este mismo lunes autorización a Al Sisi para iniciar una intervención militar en Libia en apoyo a las autoridades asentadas en el este del país, enfrentadas al Gobierno de unidad, con sede en Trípoli y reconocido por Naciones Unidas.

La decisión ha tenido lugar "por unanimidad" después de que el propio presidente egipcio amenazara con esta posibilidad y de que el Parlamento asentado en el este de Libia pidiera una intervención militar directa por parte de El Cairo.

En este sentido, el viceministro de Exteriores ruso, Mijail Bogdanov, ha pedido durante la jornada a todos los actores internacionales a contribuir a una solución pacífica al conflicto y ha abogado por un "cese inmediato de hostilidades".

Bodganov ha lamentado en una entrevista concedida al diario egipcio 'Al Ahram' que el acuerdo de alto el fuego alcanzado previamente "duró poco" y ha resaltado que Moscú seguirá "presionando" a Ankara para que convenza al Gobierno de unidad para aceptar un alto el fuego.

"Al mismo tiempo, estamos trabajando con los estadounidenses, los europeos y los principales países de la región", ha remachado el viceministro de Exteriores ruso, tal y como ha recogido la agencia de noticias Sputnik.

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, afirmó el 8 de julio que Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este de Libia, estaba dispuesto a firmar un alto el fuego "inmediato", al tiempo que pidió a Turquía que convenciera de ello al Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente.

Sin embargo, su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, puso en duda días después la voluntad de Haftar de aceptar un alto el fuego y dijo que creía que el mariscal de campo intenta "ganar tiempo" tras los varapalos que ha sufrido sobre el terreno durante los últimos meses.

Haftar, que cuenta con el respaldo de Egipto, Rusia y Emiratos Árabes Unidos (EAU), lanzó en abril de 2019 una operación para hacerse con el control de Trípoli, la capital y donde tiene su sede el Gobierno de unidad que lidera Fayez Serraj.

Tras el avance inicial, el conflicto quedó estancado hasta que Turquía decidió intervenir del lado del Gobierno libio, revirtiendo la situación y expulsando a las fuerzas de Haftar. La batalla está ahora en torno a la ciudad de Sirte, ciudad natal del difunto Muamar Gadafi.

La duplicidad institucional en Libia se retrotrae a las elecciones parlamentarias de 2014, que dividieron las administraciones, sin que las asentadas en el este --anteriormente reconocidas por la comunidad internacional-- y el Gobierno de unidad, surgido de un acuerdo en 2015, consiguieran pactar su unificación desde entonces.