Libia.- Turquía, Jordania y EAU violaron "de forma flagrante" el embargo de armas a Libia, según un informe de la ONU

Publicado 08/11/2019 23:46:04CET

NUEVA YORK, 8 Nov. (DPA/EP) -

Los gobiernos de Turquía, Jordania y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han violado "de forma flagrante" el embargo de armas aplicado por Naciones Unidas sobre Libia, según un informe confidencial del organismo internacional.

Según el resumen del documento, al que ha tenido acceso la agencia alemana de noticias DPA, estos tres países "entregaron armas de forma rutinaria y a veces flagrante, con pocos esfuerzos para ocultar la fuente".

"Ambas partes en conflicto han recibido armas y equipamiento militar, apoyo técnico y combatientes extranjeros, en violación de las sanciones relacionadas con las armas", recoge.

Turquía ha sido acusado de respaldar con armas al gobierno de unidad, con sede en Trípoli y reconocido internacionalmente, mientras que EAU y Jordania han apoyado al mariscal de campo Jalifa Haftar, leal a las autoridades asentadas en el este del país.

El informe sostiene además que "las operaciones militares han estado dominadas por el uso de municiones guiadas --conocidas como 'bombas inteligentes'-- lanzadas por aparatos aéreos de combate no tripulados".

Fuentes diplomáticas han indicado que el informe señala que un avión militar extranjero estuvo implicado en el bombardeo perpetrado en julio contra un centro de detención de migrantes cerca de Trípoli, que dejó cerca de 50 muertos.

A pesar de que los expertos de la ONU no han acusado directamente a ningún país del ataque, han sugerido potenciales lazos a EAU y Egipto, según estas fuentes.

El documento será debatido a finales de noviembre en el Consejo de Seguridad de la ONU y saldría a la luz en diciembre, en caso de que se apruebe su publicación.

LA DENUNCIA DE SALAMÉ

El enviado especial de Naciones Unidas para Libia, Ghasán Salamé, expresó en octubre su deseo de que una conferencia internacional convocada para noviembre derive en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que ponga fin a las "flagrantes" violaciones del embargo de armas impuesto al país.

La conferencia, que está siendo organizada por Alemania, se convertiría en el primer impulso diplomático para poner fin a los combates desencadenados a raíz de la ofensiva lanzada en abril contra Trípoli por parte de las fuerzas de Haftar.

Entre los principales objetivos de la conferencia, para la que no hay fecha, figura lograr que varios países pongan fin a sus violaciones del embargo de armas impuesto por la ONU y presionar a sus aliados en el interior de Libia para que se comprometan con un alto el fuego y un nuevo proceso político.

Está previsto que en la conferencia participen los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad --Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido--, así como EAU, Italia, Turquía y Egipto.

Haftar lanzó su ofensiva el 4 de abril durante una visita al país del secretario general de la ONU, António Guterres, y diez días antes del inicio de una conferencia nacional que estaba en el centro del proceso de paz impulsado por Salamé.

Desde entonces, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha logrado acordar ningún comunicado o resolución sobre la campaña, que se ha saldado hasta ahora con cientos de civiles muertos y heridos y más de 120.000 desplazados.

Contador