Publicado 20/01/2021 13:00CET

Libia.- La UE da la bienvenida al nuevo enviado de la ONU en Libia ante el punto de inflexión en el conflicto

El exministro de Exteriores eslovaco Jan Kubis.
El exministro de Exteriores eslovaco Jan Kubis. - CONTACTO

BRUSELAS, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha acogido con optimismo la designación del diplomático eslovaco Jan Kubis como nuevo enviado especial de Naciones Unidas para Libia, en un momento de inflexión en el conflicto armado en el país.

El nombramiento coincide con los progresos registrados en el seno del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF, por sus siglas en inglés), con el que las administraciones enfrentadas esperan poner fin a una guerra civil que dura ya cerca de siete años.

"La crisis libia se encuentra en un momento de inflexión. La UE agradece el fuerte liderazgo del proceso de mediación auspiciado por la ONU para continuar con avances hacia una solución política llevada a cabo por los propios libios", ha indicado el comunicado de la oficina del Servicio Exterior de la UE.

El bloque europeo viene defendiendo que esta es la única salida definitiva a la crisis y la forma de asegurar una transición en Libia que mantenga el país unido, soberano y estable.

La diplomacia comunitaria ha señalado su disposición a trabajar con Kubis y su equipo, al que ya conoce bien después de ser el representante de la UE para Asia Central. Igualmente, ha agradecido el papel desempeñado por Stephanie Williams, quien ha ocupado el cargo durante un año de forma interina.

Sobre los avances políticos, el acuerdo para definir un mecanismo que nombre un Ejecutivo interino único en el país hasta las elecciones previstas para finales de año, la UE ha señalado que se trata de una "importante decisión" para allanar el terreno hacia un gobierno unificado que prepare el proceso electoral.

"Esperamos que ahora el LPDF nomine pronto un Ejecutivo basándose en el mecanismo acordado", ha indicado la delegación de la UE en Libia.

El país norteafricano empieza a ver el final al caos en el que está sumido desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011. El conflicto actual enfrenta al Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en Trípoli, con el establecido en la ciudad de Tobruk, en el este, y sustentado por el general Jalifa Haftar.