Publicado 06/07/2024 15:15

El líder pandillero haitiano Jimmi Chérizier ofrece al nuevo gobierno un "diálogo nacional" para acabar con la violencia

Policías kenianos patrullan en Haití
Policías kenianos patrullan en Haití - Europa Press/Contacto/Hector Adolfo Quintanar Pere

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El líder pandillero haitiano Jimmy Chérizier, alias 'Barbecue', ha tenido la mano al nuevo primer ministro del país, Garry Conille, para organizar un encuentro de "diálogo nacional" que ponga fin a la crisis de violencia que atraviesa el país desde hace meses.

En una comparecencia ante los medios recogida por Lakay Info, Chérizier se ha declarado listo para "silenciar las armas en Haití" al tiempo que aplaudió la decisión de Estados Unidos de respaldar a Conille, a quien el pandillero colocó "por encima del resto de políticos".

Haití no tiene presidente desde que a principios de julio de 2021 un grupo de sujetos armados irrumpiera en su residencia oficial para asesinarlo. Poco después, Ariel Henry ascendió al puesto de primer ministro entre críticas y tras varios años de inestabilidad. En marzo de este año presentó su dimisión tras la oleada de violencia que sacudió la nación caribeña.

Desde entonces, se ha establecido un Consejo Presidencial de Transición de Haití, liderado por el que fuera máximo representante del Senado haitiano entre 1995 y 2000, Edgard Leblanc. Este ha elegido al ex primer ministro Garry Conille (2011-2012) como nuevo jefe de Gobierno de transición. El objetivo es cubrir temporalmente el vacío político en una etapa que debería concluir con la celebración de elecciones en 2026, una década después de los últimos comicios.

En medio de esta situación, Chérizier, uno de los grandes protagonistas que un escenario de violencia que ni siquiera el despliegue de una misión internacional abanderada por Kenia parece haber contenido, ha tenido la mano a las nuevas autoridades para arreglar la paz.

"Hemos decidido anunciar públicamente que nuestra estrategia de deponer las armas para facilitar el diálogo nacional y fomentar la paz ya está escrita en negro sobre blanco en nuestra agenda", ha asegurado Chérizier, con la intención de "poner fin a esta guerra mafiosa".

Contador