Publicado 12/07/2021 15:20CET

El líder del partido antisistema ITN propone la formación de un gobierno en minoría para Bulgaria tras las elecciones

Archivo - FILED - 16 October 2020, Belgium, Brussels: Bulgaria's Prime Minister Boyko Borissov speaks to media as he arrives for a European Council summit. Photo: -/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned abov
Archivo - FILED - 16 October 2020, Belgium, Brussels: Bulgaria's Prime Minister Boyko Borissov speaks to media as he arrives for a European Council summit. Photo: -/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned abov - -/European Council/dpa - Archivo

SOFÍA, 12 Jul. (DPA/EP) -

El líder del partido populista y crítico con el sistema Existe Tal Pueblo (ITN, por sus siglas en búlgaro), el presentador de televisión Slavi Trifonov, ha propuesto este lunes la formación de un gobierno en minoría para Bulgaria, después de las elecciones del domingo, lideradas por décimas por el partido del ex primer ministro Boiko Borisov.

En concreto, Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB, por sus siglas en búlgaro) de Borisov lidera actualmente el recuento por 0,25 puntos porcentuales, aunque parece que el escrutinio se inclinará por Trifonov a medida que se cuenten los votos de los búlgaros residentes en el extranjero.

De acuerdo con los datos de la Comisión Electoral Central, el GERB ha recibido, hasta ahora, el 23,91 por ciento de los apoyos, seguido del 23,66 por ciento de los votos obtenidos por el ITN.

Por el momento, no está claro si la proposición de Trifonov tiene lugar tras conversaciones con otros partidos de la oposición. Según el plan del presentador de televisión, el primer ministro sería el experto en economía y finanzas Nikolai Vasilev, que fue jefe de gobierno adjunto y ministro desde 2001 hasta 2009.

El resultado final de las elecciones se anunciará el domingo. Seis partidos políticos en total han sobrepasado el umbral requerido del 4 por ciento para obtener representación en el Parlamento, lo que significa que los partidos opositores a Borisov no lograrán la mayoría absoluta.

Los partidos de la oposición ya se han posicionado en contra de armar un gobierno de coalición con el GERB, debido a las acusaciones de corrupción que pesan sobre el seno del partido, lo que también hace poco probable que el primer ministro logre socios para gobernar de nuevo.

Por otro lado, observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha afirmado durante la jornada que las elecciones parlamentarias de Bulgaria fueron "competitivas" y las "libertades fundamentales" fueron respetadas "generalmente".

"Estas elecciones han tenido lugar en medio de la desconfianza persistente de la ciudadanía en la clase política, principalmente debido a las acusaciones generalizadas de corrupción y el intento fallido de formar un gobierno después de las elecciones de abril", ha señalado el observador Artur Gerasimov.

"Sin embargo, la influencia política y la alta concentración de propiedad de los medios de comunicación ha tenido un efecto negativo en el pluralismo de los medios en general", ha lamentado, antes de incidir en que "la falta de información periodística exhaustiva ha limitado la capacidad de los votantes para tomar una decisión informada".

Contador