Publicado 22/03/2024 16:13

Los líderes de la UE piden a Bruselas relajar normas para canalizar más ayudas nacionales a los agricultores

HANDOUT - 21 March 2024, Belgium, Brussels: Ukrainian President Volodymyr Zelensky speaks via a videoconference during the EU summit in Brussels. Photo: Dario Pignatelli/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned
HANDOUT - 21 March 2024, Belgium, Brussels: Ukrainian President Volodymyr Zelensky speaks via a videoconference during the EU summit in Brussels. Photo: Dario Pignatelli/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only if the credit mentioned - Dario Pignatelli/European Counci / DPA

BRUSELAS, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han pedido este viernes a la Comisión Europea una prórroga del marco temporal de ayudas estatales que permita canalizar más financiación nacional a los agricultores para aliviar su presión económica.

El marco temporal de crisis relativo a las ayudas estatales, adoptado el 23 de marzo de 2022, permite a los Estados miembro utilizar la flexibilidad prevista en las normas sobre ayudas estatales con el fin de sostener la economía en el contexto de la agresión de Rusia contra Ucrania.

Esta era una de las principales reivindicaciones de gobiernos como el de Italia, según ha recordado la propia primera ministra, Giorgia Meloni, que ha destacado su "satisfacción" por la inclusión de esta mención en las conclusiones que han adoptado este viernes los líderes. "Lo considero un importantísimo paso adelante", ha afirmado.

También el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha insistido al término de la cumbre en la necesidad de ofrecer a los agricultores europeos una "simplificación y gran pragmatismo" para que sepan que se les va a dar apoyo en la "transición hacia una agricultura que responda a los retos climatológicos y de biodiversidad". Así, ha advertido de que "no se trata de abandonar" compromisos como el Pacto verde sino de ofrecer "más pragmatismo y flexibilidad sobre el terreno".

"Las preocupaciones de los agricultores son legítimas y estamos decididos a apoyarlos", ha señalado, por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que ha recordado las medidas de simplificación de la PAC propuestas hasta la fecha, aunque ha animado a "ir más allá", antes de avanzar que en la próxima cumbre del 17 y 18 de abril, los líderes volverán a abordar este debate.

Los Veintisiete han reconocido así los retos que enfrenta el sector agrario y las preocupaciones planteadas por los agricultores en sus protestas de los últimos meses.

Conscientes de los avances de la Comisión Europea al respecto, que ha presentado varias propuestas para relajar algunos de los requisitos medioambientales que los agricultores deben cumplir para acceder a parte de la financiación de la Política Agraria Común (PAC), han invitado al Ejecutivo comunitario a que hagan avanzar los trabajos "sin demora" en "todas las medidas posibles a corto y medio plazo" así como en "soluciones innovadoras".

En este sentido, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que Bruselas "está haciendo lo que le corresponde" y ha pedido a los Estados miembro que hagan también lo propio y adopten sus propuestas "en el próximo mes" para asegurar que se aplican medidas como la simplificación administrativa o la exención de sanciones y controles de la PAC a las pequeñas explotaciones.

A estas muestras de solidaridad con el sector que se han encadenado desde que arrancasen las protestas a principios de año y cuando quedan apenas dos meses para las elecciones europeas, se suma también la propuesta que la Comisión ha presentado este viernes para aumentar un 50% los aranceles sobre las importaciones de cereales procedentes de Rusia y Bielorrusia a fin de proteger el mercado de la UE y "asfixiar" una de las fuentes de ingresos de la agresión a Ucrania.

Por otro lado, las conclusiones piden abordar los problemas relacionados con la última prórroga de la exención de aranceles a Ucrania --que incluye un freno de emergencia para evitar disrupciones en el mercado de la UE-- "de manera justa y equilibrada".

Contador