Publicado 04/05/2021 14:26CET

El Likud de Netanyahu impulsa un proyecto para unas elecciones directas en Israel a horas del fin de su mandato

Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
Archivo - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Likud del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha impulsado este martes una serie de proyectos de ley, incluido uno para aprobar la celebración de elecciones directas al cargo de primer ministro, horas antes de que expire el mandato de 'Bibi' para intentar ensamblar un Gobierno tras las legislativas de marzo.

La propuesta, que permitiría a Netanyahu mantener el cargo a pesar de no contar con una mayoría en el Parlamento, ha sido presentada antes de que concluya a medianoche el mandato de Netanyahu, cuando el presidente, Reuven Rivlin, podría encargar a otro partido con la responsabilidad de formar el Ejecutivo.

Asimismo, el partido ha apuntado a la posibilidad de respaldar al líder de Yamina, Naftali Bennett, como encargado para intentar formar Gobierno, si bien los medios israelíes apuntan a que es probable que Rivlin dé el mandato al líder de Yesh Atid, Yair Lapid.

El Likud estaría intentando lograr que el presidente de Nueva Esperanza, Gideon Saar, exprese igualmente su apoyo a Bennett, motivo que ha provocado que este partido haya convocado una reunión esta tarde para sopesar la situación, tal y como ha recogido el diario 'The Times of Israel'.

Bennett, un antiguo ministro de Netanyahu ahora enfrentado a él, lograría la mayoría en caso de recabar los apoyos del bloque de partidos derechistas y ultraortodoxos que apoyan a Netanyahu, Nueva Esperanza y el partido islamista Raam, escindido de la Lista Árabe Conjunta, si bien varios partidos del bloque de 'Bibi' han rechazado formar parte de un Gobierno en el que figure esta última formación.

Por su parte, Lapid intenta lograr que Rivlin le conceda el mandato y ha intentado tender puentes con los derechistas Yamina y Nueva Esperanza, así como con Raam, de cara a lograr una cantidad suficiente de apoyos en la Knesset que le permitan formar Gobierno.

La legislación israelí contempla que el mandato puede ser entregado a dos líderes de partidos con posibilidad de formar Gobierno, tras lo que se abre un periodo de 28 días en el que cualquier parlamentario puede intentar lograr los apoyos suficientes. Si fracasan estos esfuerzos, se procede a disolver el Parlamento y a convocar nuevas elecciones, que serían las quintas en poco más de dos años.

El Likud ha presentado además una batería de propuestas para intentar lograr su aprobación, entre ellas una destinada a cancelar el acuerdo de 2019 con el opositor Benjamin Gantz, que derivó en la formación de un Gobierno de unidad y otra que tiene como objetivo cancelar la retirada de colonos israelíes de la Franja de Gaza de 2005 y de varios asentamientos en Cisjordania.

Según las informaciones recogidas por 'The Times of Israel', entre las propuestas figuran además la imposición de la pena de muerte para personas condenadas por terrorismo, la prohibición de entrada al país a migrantes "infiltrados" y varias que afectan al funcionamiento del sistema judicial del país.

El propio 'Bibi' abogó a finales de abril por una "elección directa" para elegir al próximo jefe de Gobierno. "Quiero llegar al punto en el que formemos un Gobierno derechista y la forma de hacerlo sin depender de una facción u otra son las elecciones directas", dijo, una propuesta rechazada desde la oposición.

El partido ultraortodoxo Shas presentó un proyecto para celebrar elecciones especiales en mayo para elegir al primer ministro, lo que impediría también que Gantz llegue a ser primer ministro en noviembre, en línea con el citado acuerdo de unidad y siempre que el Gobierno siga en funciones en esa fecha.

Contador