Publicado 25/05/2021 22:15CET

Lituania.- Lituania rechaza debatir el proyecto de ley para reconocer la unión entre personas del mismo sexo

Un grupo de personas sujeta la bandera LGTBI en Madrid
Un grupo de personas sujeta la bandera LGTBI en Madrid - MARIO ROLDAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El parlamento de Lituania ha rechazado este martes el proyecto de ley que busca debatir el reconocimiento de las uniones civiles entre parejas homosexuales, aunque han aprobado enviarlo de nuevo a sus autores para que presenten modificaciones para una posible siguiente votación.

El debate se ha quedado a dos apoyos de ser aprobado, después de obtener 63 votos a favor, 58 en contra y siete abstenciones, insuficiente para salir adelante en un parlamento de una sola cámara, el Seimas, en el que se necesita las tres quintas partes de los 141 escaños que la conforman.

La mayoría de los votos en contra proceden de la oposición, entre ellos los de los conservadores del Partido Laborista y de la Unión de Agricultores y Verdes, del grupo parlamentario de las Regiones, así como de los democristianos, cinco socialdemócratas, dos liberales y otros dos diputados no afiliados.

No obstante, sí han aprobado por 75 votos a favor y 52 en contra enviar de nuevo el borrador a sus autores para que incluyan una serie de modificaciones con vistas a poder ser debatido más adelante.

Entre los principales impulsores del texto está el diputado del progresista Partido de la Libertad, Tomas Vytautas Raskevicius, quien ha recalcado que "nunca antes había habido tanto apoyo para estas uniones" y que para otoño traerán de nuevo al Parlamento la iniciativa "con mejoras en línea con las sugerencias y comentarios" del departamento legal.

"La lucha por los Derechos Humanos es un viaje que nadie ha prometido que será fácil, pero estoy muy contento de que podamos tener una discusión digna y constructiva, y estoy seguro de que estamos avanzando", ha subrayado Raskevicius, informa la cadena pública lituana LRT.

Menos optimista se ha mostrado la líder de su partido, Ausrine Armonaite, quien ha reconocido sentirse "decepcionada" y ha lamentado el "contexto de odio y desinformación" que ha rodeado a este borrador, aunque, ha matizado, que seguirán "luchando para que todas las personas sean iguales ante la ley".

Las uniones entre las parejas del mismos sexo continúan siendo un tema controvertido en amplias capas y sectores de la sociedad civil y política lituanas, al considerar que con ellas se estaría poniendo en juego el concepto de familia tradicional, aunque en este caso el texto presentado no hace referencia al núcleo familiar convencional y no permite tampoco la adopción.

Contador