Publicado 27/07/2021 16:46CET

Lituania.-Von der Leyen encomienda a Borrell y Johansson acelerar los contactos con Irak para la readmisión de migrantes

Ursula von der Leyen.
Ursula von der Leyen. - Christophe Licoppe/European Comm / DPA

BRUSELAS, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha encomendado al Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, y la comisaria de Interior, Ylva Johansson, seguir de cerca la ola de migración irregular a Lituania desde Bielorrusia, después de la denuncia de Vilnia de que Alexander Lukashenko está instrumentalizando a los migrantes, en su mayoría de nacionalidad iraquí.

Tras un contacto con las autoridades del país báltico, el portavoz comunitario Stefan De Keersmaecker, ha indicado que la jefa del Ejecutivo europeo pidió a Borrell y Johansson que sigan de cerca el tema con autoridades iraquíes y se centren en acelerar la readmisión de migrantes, un tema que "preocupa" a Bruselas.

Von der Leyen mantuvo este lunes una llamada telefónica con la primera ministra lituana, Ingrida Simonyte, en la que ofreció su apoyo a Vilnia en medio de la crisis y se comprometió a seguir la evolución de la situación en sus fronteras. Al menos 1.500 personas, principalmente iraquíes, han llegado este año a su territorio desde Bielorrusia, al que acusa de instrumentalizar a los migrantes para responder a las sanciones europeas.

En este sentido, la mandataria lituana volvió a denunciar que Minsk "explota" la migración como una herramienta de la "guerra híbrida" contra la UE. "He discutido con Von der Leyen la necesidad de que la UE se una y ataje la migración irregular hacia Europa vía la frontera entre Lituania y Bielorrusia", aseguró en un apunte en su cuenta de Twitter.

Facilitar el retorno y la readmisión de las personas que cruzan de forma ilegal a la UE es una de las prioridades del bloque en su enfoque migratorio, es por ello que ha incrementando los contactos con países como Irak para establecer una mejor cooperación en estos temas.

El país es junto a Gambia y Bangladesh uno de los tres primeros señalados por la Comisión Europea por su falta de colaboración en la deportación de migrantes. En consecuencia, Bruselas ha propuesto restringir al menos durante seis meses las condiciones para conceder visados de corta duración, una medida de presión para que las autoridades de estos países faciliten la readmisión de migrantes.