López Obrador plantea un "punto final" sobre la corrupción con "perdón" para casos previos aún no judicializados

President-elect Andres Manuel Lopez Obrador talks about his security plan to the
REUTERS / HENRY ROMERO
Publicado 21/11/2018 12:07:28CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 21 Nov. (Notimérica) -

   El futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado este martes que ofrecerá perdón a quienes pudieran ser señalados por actos de corrupción cometidos en los años previos a su Gobierno, a pesar de que durante la campaña electoral abanderó su compromiso en la lucha contra los casos de corrupción.

   No obstante, el presidente electo ha indicado que no paralizarán ningún proceso judicial que ya se encuentre en curso. "He venido diciendo que la venganza no es mi fuerte y que no creo que sea bueno para el país el que nos empantanemos en estar persiguiendo a presuntos corruptos".

   "Es un perdón, eso es lo que se está planteando. Es decirle al pueblo de México: punto final, que se acabe la historia trágica, horrenda, de corrupción e impunidad, que se acabe la política antipopular, entreguista y que comencemos una etapa nueva. Y que hacia adelante no haya perdón para ningún corrupto, que ya no se perdone a nadie y que se pueda juzgar al presidente si es corrupto, a sus funcionarios, a sus familiares y que se destierre la corrupción de México para siempre", ha afirmado el presidente electo en unas declaraciones a los medios tras realizar una ofrenda floral en memoria de dos defensores de la Revolución Mexicana asesinados.

   LA OPOSICIÓN EN CONTRA

   Las declaraciones han causado gran revuelo entre los diferentes sectores del país ya que durante la campaña, López Obrador insistió en que una de las prioridades de su Gobierno sería combatir la corrupción.

   Por ello, la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ha emitido un comunicado en el que asegura que "esta declaración constituye, en el mejor de los casos, una amnistía a los actos de corrupción y a las redes que los hicieron posibles y, en el peor, un pacto de impunidad acordado con el gobierno saliente".

   La oposición no ha tardado en hacer sus críticas. La presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Ruiz Massieu, ha manifestado que "nosotros no podemos aplaudir que se busque de parte de una persona el subvertir la ley, el declarar amnistías y que no se cumpla con la responsabilidad que las instituciones que integran el sistema nacional anticorrupción tienen".

Contador