López Obrador rechaza la "confrontación" con Trump y confía en que habrá acuerdo

Publicado 03/06/2019 16:36:59CET
Predidencia/NOTIMEX/dpa

   El ministro de Exteriores defiende que los aranceles podrían terminar agravando los flujos migratorios que se quieren frenar

   CIUDAD DE MÉXICO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha insistido este lunes en que su país no quiere una "confrontación" con Estados Unidos después de que su presidente, Donald Trump, haya amenazado con introducir aranceles si México no pone fin a la llegada de inmigrantes y drogas desde su territorio.

   "No vamos a engancharnos en una confrontación, pensamos que se puede llegar a un acuerdo con el Gobierno de Estados", ha afirmado el mandatario en su rueda de prensa diaria desde el Palacio de los Pinos, insistiendo en que se trata de "un gobierno amigo de México" y que él quiere "seguir siendo amigo de Donald Trump".

   "Nosotros estamos por el libre comercio y pensamos que se puede llegar a un acuerdo", ha afirmado López Obrador, que ha precisado que los contactos entablados con el país vecino continuarán durante este lunes así como el martes y el miércoles "para llegar a un acuerdo que conviene a las dos naciones".

   Preguntado por las últimas declaraciones de Trump en el marco de la crisis abierta después del anuncio del presidente estadounidense de que se impondrán aranceles del 5 por ciento a las importaciones que irán aumentando gradualmente a menos que México frente la llegada de migrantes y también el envío de droga hacia Estados Unidos, López Obrador no ha querido entrar en polémicas.

   En su opinión, Trump "está en su derecho de expresarse y de manifestarse", después de que el domingo dijera que lo que espera de México es que actúe y no solo hable. "Lo respetamos sin embargo, pensamos que la mejor política cuando hay diferencias tiene como sustento el diálogo y más diálogo", ha recalcado el mandatario mexicano, según informa el diario 'Milenio'.

   "Siempre vamos a buscar resolver diferencias mediante el diálogo, buscando solución pacífica a las controversias", ha defendido el presidente mexicano, que ha considerado que "en este tema hay que impulsar cooperación para el desarrollo, mantener relaciones de amistad y defender los Derechos Humanos".

   Eso es lo que, según él, está haciendo la comisión enviada a Estados Unidos y que encabeza el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard. Precisamente, este ha defendido este lunes desde Washington que la imposición de aranceles a México podría tener un efecto contraproducente y en último término no reducir "los flujos migratorios".

   Según ha dicho, los aranceles provocarían inestabilidad financiera y económica en el país, "lo que significa que México podría reducir" su capacidad para abordar los flujos migratorios y ofrecer alternativas a los nuevos migrantes, informa el diario 'El Universal'.

PODRÍAN AUMENTAR LOS FLUJOS MIGRATORIOS

   Ebrard ha sostenido que México lleva tiempo trabajando para gestionar el aumento de los flujos migratorios ofreciendo la opción de solicitar el estatus de refugiado en el país, algo que han hecho este año casi 24.500 personas, con un "coste financiero" para el Gobierno.

   "Sin estos esfuerzos, los flujos de migrantes que llegan a la frontera de Estados Unidos podrían ser mayores. Sin los esfuerzos de México, un cuarto de millón de migrantes adicionales llegarían a la frontera de Estados Unidos en 2019", ha prevenido.

   En este sentido, ha señalado que entre diciembre pasado y mayo México a más de 80.500 personas y las ha devuelto a sus países de origen, principalmente en Centroamérica. Asimismo, durante este periodo se ha detenido "a más de 400 personas por actos delictivos relacionados con el tráfico de migrantes".

Para leer más