López Obrador responder con "amor y paz" a las amenazas de Trump sobre la frontera

Publicado 22/05/2019 18:53:41CET
PRESIDENCIA DE MÉXICO - Archivo

   México quiere que EEUU se implique en una especie de Plan Marshall para Centroamérica

   MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este miércoles que las secciones de muro que ya existen en la frontera sur serán mejoradas para que alcancen "un estándar muy alto", ahondando así en sus amenazas hacia el país vecino, a las que su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha respondido con "amor y paz".

   Trump ha acudido a Twitter para cargar contra los "resentidos" que le acusan de que los trabajos que se están haciendo en la frontera sur son de "renovación", en lugar de obra nueva.

   "Gran parte del muro que está siendo construido en la frontera sur en un trabajo de demolición y reconstrucción de las barreras viejas e inservibles (para sustituirlas) por un nuevo tramo de muro y cimientos", ha explicado.

   "También se está haciendo un tremendo trabajo de renovación pura, arreglando las partes del muro existente que están en malas condiciones y son ineficaces para llevarlas a un estándar muy alto", ha añadido.

   El magnate neoyorquino retomó el martes su ofensiva contra México porque considera que "no está haciendo nada" para frenar la inmigración ilegal. No concretó, pero en anteriores ocasiones ha amenazado con cerrar la frontera común.

   Interrogado sobre estos mensajes en la rueda de prensa diaria, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha insistido en que quiere tener "buenas relaciones" con Estados Unidos. "No vamos a pelearnos", ha dicho, recordando que "para que haya pleitos se necesitan dos".

   "Entonces, sí tomamos en cuenta lo que dice el presidente Donald Trump. Sí me enteré del mensaje de ayer y del de hoy, de hace un rato, que tiene que ver con su punto de vista sobre un tema (...), pero amor y paz", ha zanjado el líder izquierdista.

UN PLAN MARSHALL PARA CENTROAMÉRICA

   Trump ha endurecido el tono con su vecino sur tras la partida en octubre de las caravanas de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos. La mayoría han quedado varados en la frontera norte de México, a la espera de que sus solicitudes de asilo reciban respuesta.

   En estos meses, López Obrador, que tomó posesión del cargo el pasado 1 de diciembre, ha rehusado polemizar con Trump. Esta semana ha presentado, junto a El Salvador, Guatemala y Honduras, y con el apoyo de la ONU, un Plan de Desarrollo Integral para el Sur de México y Centroamérica que busca atacar las causas profundas del éxodo centroamericano.

   López Obrador ha pedido directamente la ayuda de la Casa Blanca para materializar el plan regional. "Se requiere de diplomacia, de convencer, de persuadir, sobre todo al Gobierno de Estados Unidos", dijo. "Queremos cooperación para el desarrollo", ha insistido este miércoles.

   Por su parte, el ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, ha anunciado que el jueves se reunirá en Washington con el secretario de Estado, Mike Pompeo. Desde un acto en Ciudad de México, ha advertido a la potencia norteamericana de que, si no hay inversión en la región, el flujo migratorio seguirá aumentando.

Para leer más