Publicado 22/09/2020 21:53CET

Machar no participará en la conferencia de diálogo nacional en Sudán del Sur en el marco de sus disputas con Kiir

Sudán del Sur.- Machar no participará en la conferencia de diálogo nacional en e
Sudán del Sur.- Machar no participará en la conferencia de diálogo nacional en e - PRESIDENCIA DE SUDÁN DEL SUR - Archivo

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de Sudán del Sur, Riek Machar, no participará en la conferencia de diálogo nacional de este año, según han confirmado los organizadores, en el marco de las tensiones en el seno del Gobierno de unidad creado en febrero.

El antiguo líder rebelde tenía previsto participar en la ceremonia de cierre, si bien ha decidido no acudir citando "reservas debido a la falta de aplicación de algunas cláusulas del acuerdo de paz de 2018", según ha recogido la cadena de televisión británica BBC.

El copresidente de la conferencia, Angelo Beda, ha dicho que la ausencia de Machar "supone un verdadero desafío que hace difícil lograr los objetivos del diálogo nacional". Asimismo, ha desvelado que el vicepresidente primero ha comunicado que "le gusta" la conferencia, pero que "no es el momento adecuado para que tenga lugar".

El diálogo, lanzado por el presidente, Salva Kiir, en diciembre de 2016, busca discutir soluciones para poner fin a la crisis política y la violencia en el país.

En los últimos días han aumentado las tensiones entre Kiir y Machar por la negativa del mandatario a nombrar a Johnson Olony, nominado por el vicepresidente primero, al cargo de gobernador del estado de Alto Nilo.

Estas diferencias han surgido apenas unos días después de que los firmantes del acuerdo de paz de 2018 alcanzaran un acuerdo para el reparto de los ministerios en los estados del país, uno de los puntos pendientes de aplicación hasta la fecha.

Entre los principales obstáculos que aún quedan pendientes para la aplicación del acuerdo de paz figuran la unificación y despliegue de las fuerzas de seguridad conjuntas y la reconstitución del Parlamento, organismo que estará encargado de poner en marcha las reformas acordadas en 2018 entre las partes.