Macri dice que "le da bronca" que la gente crea que le gusta subir el precio de la energía

El presidente de Argentina, Mauricio Macri
REUTERS / MARCOS BRINDICCI
Publicado 09/10/2018 21:37:10CET

   BUENOS AIRES, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha confesado este martes que "le da bronca" que la gente crea que le gusta aumenta el precio de los suministros energéticos, en medio de la polémica subida del gas anunciada por el Gobierno, que tanto la oposición como el Defensor del Pueblo pretenden revertir.

   "Me da bronca que alguien pueda pensar que a uno le gusta aumentar el valor de la energía, que uno se encapricha", ha dicho Macri en una entrevista. "Lo aumento porque es lo que vale. La energía se liga al precio internacional del petróleo. Es una cadena", ha justificado.

   Posteriormente, en un acto oficial en Morón, se ha mostrado consciente de que los argentinos "están pasando un momento difícil". "Sé que cuesta y que hay que ajustarse para llegar a fin de mes", ha asegurado, según informa el diario local 'La Nación'.

   Macri ha vuelto a culpar a los anteriores gobiernos 'kirchneristas' de las estrecheces económicas que atraviesa Argentina. "No más mentiras y decirnos que las cosas son gratis y después tenemos que levantar una deuda tremenda", ha reprochado. Ahora, ha sostenido, "tomamos el camino correcto".

   El secretario de Energía, Javier Iguacel, anunció el lunes que a partir del 1 de enero el precio mensual del gas subirá una media de 90 pesos (unos dos euros) durante 24 meses para compensar a las empresas productoras la diferencia generada por la subida del dólar entre abril y septiembre, ahondando así en subidas anteriores de la tarifa.

   Los partidos opositores se han puesto de acuerdo para lanzar una ofensiva parlamentaria con el objetivo de anular dicha subida. Por su parte, el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, ha considerado que "es inconstitucional retrotraer y hacer pagar a los vecinos esa diferencia". "Cuando se paga se cancela la obligación, si quien cobra no está de acuerdo (...) debe impugnar ese pago", ha indicado.

   Iguacel ha advertido de que el Gobierno combatirá en los tribunales cualquier intento de anular la subida del precio del gas, aunque ha expresado la disposición de la Casa Rosada a negociar en el Congreso medidas que puedan amortiguar este aumento.