Actualizado 06/09/2015 14:38 CET

Maduro: "Ojalá Santos bailara joropo. Yo sería feliz"

Cargando el vídeo....

 

   CARACAS, 6 Sep. (Notimérica) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha respondido a las críticas del mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, quien censuró que, en plena crisis fronteriza, Maduro apareciera en televisión bailando cumbia con su esposa, asegurando que él sería feliz de ver a Santos bailando joropo, típico baile venezolano.

   Maduro consideró "increíble" que el presidente colombiano se "declarara ofendido" porque él bailara junto a su esposa, Cilia Flores, una canción típica colombiana, coincidiendo con la deportación de miles de ciudadanos colombianos desde Venezuela.

   “Que le dio rabia que yo bailara con Cilia la Pollera Colorá...", dijo Maduro, quien tras señalar que "nuestros pueblos bailan la cumbia y la salsa", expresó que "Ojalá Santos bailara joropo. Yo sería feliz".

   Al respecto, Maduro invitó a los pueblos de Colombia y Venezuela a "enfrentar el odio, la división y la violencia de sectores interesados en una guerra entre hermanos" y exhortó a su homólogo, Juan Manuel Santos, a retomar la diplomacia y la voluntad de resolver las diferencias.

   “Llamo al pueblo venezolano y colombiano a bailar, a cantar, a abrazarnos a la paz. No a la amargura, No al odio, No al canto de muerte. ¡Vamos a bailar la Pollera Colorá y el Alma Llanera porque somos hijos de Bolívar!”, expresó durante un contacto telefónico con TeleSUR, al hacer balance de su gira que culminó en Qatar.

   Además, pidió a Santos que frene la campaña "mediática, abierta y descarada, que llama a asesinar al presidente de Venezuela", algo dijo, "inadmisible" y que ningún país puede tolerar.

   “Ojalá reflexione. Es el llamado que hago desde TeleSUR, la voz de la verdad de América. Sabemos de las acciones que los gobiernos hermanos de América Latina y el Caribe están haciendo, porque la gente quiere que Venezuela y Colombia resolvamos nuestros problemas hablando. Y nosotros amamos profundamente a Colombia”, resaltó.

   FRONTERA CERRADA COMO UN “TORNIQUETE”.

   En relación a la crisis fronteriza, Maduro dijo que las medidas tomadas para proteger a los venezolanos en los límites binacionales y construir una nueva frontera de paz, permitirá frenar o poner un “torniquete necesario "para parar la hemorragia, el paramilitarismo, el contrabando y el narcotráfico", y señaló que mantendrá ese "torniquete" hasta que lo considere necesario.

   “Ahora vamos a reordenar la frontera y tendrá que llegar el momento en que el presidente Santos dé un paso adelante y vuelva a la diplomacia, del respeto, de la igualdad”, apostó.

   “Nosotros tenemos la diplomacia Bolivariana de Paz, diplomacia chavista, latinoamericanista y estoy listo para verle la cara a Santos, con los ojos al frente y hablar todos estos temas”, dijo Maduro, quien insistió en que el paramilitarismo "está vivo" y lo sufren todos los colombianos y venezolanos, "incluso otros pueblos en toda la región", apostilló.