Maduro reivindica la legitimidad democrática de la Revolución Bolivariana en respuesta al Grupo de Lima

 El Presidente De Venezuela, Nicolás Maduro.
REUTERS / HANDOUT . - Archivo
Publicado 06/01/2019 22:30:32CET

   MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha reivindicado este domingo la legitimidad democrática de la llamada Revolución Bolivariana, en respuesta al Grupo de Lima, que ha amenazado con emprender acciones diplomáticas si el líder 'chavista' hace efectivo un segundo mandato el 10 de enero.

   "La Revolución Bolivariana llegó al poder por la vía democrática hace 20 años y se ha ratificado con 23 victorias electorales. La legitimidad nos la ha dado el pueblo con su voto", ha subrayado en su cuenta oficial de Twitter.

   El inquilino del Palacio de Miraflores ha remachado el 'tweet' lanzando un mensaje a "aquellos que pretenden doblegar nuestra voluntad". "No se equivoquen ¡Venezuela se respeta!", ha afirmado.

   El Grupo de Lima emitió el viernes una declaración en la que pide a Maduro que no tome posesión de este segundo mandato y transfiera de "forma provisional" el Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición desde las elecciones parlamentarias de 2015, "hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas".

   Los firmantes, al igual que la oposición y gran parte de la comunidad internacional, no reconocen las elecciones presidenciales del 20 de mayo porque creen que no cumplieron los estándares democráticos, por lo que tampoco reconocerán a Maduro como presidente venezolano a partir del 10 de enero, cuando expira su primer mandato y empezaría el segundo.

   Si Maduro sigue adelante con la investidura presidencial, han avanzado que revisarán "el estado o nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, en función del restablecimiento de la democracia y el orden constitucional en ese país y de la necesidad de proteger a sus nacionales e intereses".

   El Ministerio de Exteriores que dirige Jorge Arreaza emitió poco después un comunicado en el que expresó "su perplejidad ante la extravagante decisión de un grupo de países subordinado a Estados Unidos, quienes alientan un golpe de Estado" en Venezuela.

LA EXCEPCIÓN MEXICANA

   El único país del Grupo de Lima que se ha abstenido de firmar esta declaración ha sido México, cuyo Gobierno ha cambiado de signo político con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a Los Pinos el pasado 1 de diciembre, después del sexenio de Enrique Peña Nieto.

   Aunque el Gobierno de Peña Nieto no era especialmente combativo con el llamado eje bolivariano, López Obrador es todavía más reacio a intervenir en asuntos regionales, salvo en lo tocante al creciente flujo migratorio desde Centroamérica y a las fricciones fronterizas con Estados Unidos, cuestiones que atañen directamente a México.

    "Nosotros no nos inmiscuimos en asuntos internos de otros países porque no queremos que otros gobiernos, otros países, se entrometan en asuntos que solo corresponden a los mexicanos", ha dicho López Obrador a la prensa durante una gira por el norte de México.

Para leer más