Maduro ve "miedo" en la oposición: "Si no van a elecciones ¿van a dar un golpe de Estado?"

Nicolás Maduro
REUTERS / MARCO BELLO
Publicado 21/02/2018 23:05:59CET

   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha achacado al "miedo" la decisión de la principal coalición opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de no presentarse a las elecciones del 22 de abril. "Si no van a las elecciones ¿para dónde van? ¿Para la guerra? ¿Van a dar un golpe de Estado?", ha planteado.

   La MUD ha anunciado este miércoles que renuncia a presentar un candidato para los próximos comicios, alegando que no quieren avalar unas elecciones que consideran "fraudulentas" e "ilegítimas" porque no se cumplen unas garantías democráticas mínimas.

   Maduro ha respondido poco después, durante un encuentro con los medios, para asegurar que hoy en día existen en Venezuela las mismas garantías electorales --incluso "perfeccionadas"-- que las que había cuando la oposición logró a finales de 2015 el control de la Asamblea Nacional.

   "Quieren destruir todo lo que sean elecciones porque están perdidos", ha afirmado el mandatario, que ha acusado a la MUD de actuar "de espaldas" a los venezolanos y con "arrogancia". En este sentido, ha subrayado que "la MUD tiene miedo porque pierde, de todas todas, cualquier elección".

ADELANTO DE LAS PARLAMENTARIAS

   Las elecciones presidenciales estaban previstas inicialmente para diciembre, pero un movimiento del chavismo, única representación en la Asamblea Nacional Constituyente, dio pie a un adelanto que ha sido visto con suspicacia por gran parte de la comunidad internacional.

   El martes, el 'número dos' del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, fue un paso más allá y sugirió adelantar también los comicios legislativos para hacerlos coincidir con los presidenciales, algo con lo que Maduro se ha mostrado de acuerdo".

   "En Venezuela hace falta una nueva Asamblea Nacional", ha dicho, en alusión a un órgano declarado 'en desacato' por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y que políticamente tiene las manos atadas, incapaz de dictar leyes. Así, Maduro ha propuesto "sumar" ambos procesos.