Publicado 22/08/2021 14:01CET

Malasia.- El nuevo primer ministro de Malasia llama a la concordia y promete la reactivación económica

21 August 2021, Malaysia, Kuala Lumpur: Malaysian new Prime Minister Ismail Sabri Yaakob leaves the National Palace (Istana Negara) after attending his sworn-in ceremony as Malaysia's ninth prime minister. Photo: Shafiq Hashim/BERNAMA/dpa
21 August 2021, Malaysia, Kuala Lumpur: Malaysian new Prime Minister Ismail Sabri Yaakob leaves the National Palace (Istana Negara) after attending his sworn-in ceremony as Malaysia's ninth prime minister. Photo: Shafiq Hashim/BERNAMA/dpa - Shafiq Hashim/BERNAMA/dpa

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

El nuevo primer ministro de Malasia, Ismail Sabri Yakub, ha comparecido este domingo por vez primera ante la nación para garantizar el fin de la disensión política que acabó con la carrera de su predecesor, Muhyidin Yasin, y el anuncio de planes para reactivar la economía del país, ahora mismo en su peor momento de la pandemia.

Ismail Sabri, antiguo vice primer ministro del país y también vicepresidente del partido, emerge como un intento para solucionar la crisis política que lleva arrastrando desde hace meses el país, donde la oposición decidió retirar su respaldo al antiguo jefe del Ejecutivo a raíz de una serie de polémicas restricciones llevadas a cabo sin consultar con el monarca y que en nada parecen haber contribuido a reducir los casos.

Los 22.200 contagios diarios notificados este domingo suponen un ligero descenso respecto al récord de la víspera (23.500 contagios), pero el país ha registrado ya 1,5 millones de contagios y roza el umbral de los 14.000 fallecidos totales; más de un tercio de los cuales han sido en el último mes.

"Entiendo que los conflictos políticos que han asediado al país han angustiado al público", ha declarado Ismail Sabri en su discurso, recogido por la agencia Bernama. "Por lo tanto, es imperativo que la estabilidad política se logre rápidamente a través de la unión, y esto incluye la cooperación entre partidos", ha añadido.

"Los cambios en el panorama político que conducen a cambios de gobierno en un período de tiempo tan corto solo pueden interpretarse como perjudiciales para la gente de Malasia y el país", según Ismail. "Sigamos adelante. Detengamos esta tendencia a apropiarse del poder político".

Por ello, el primer ministro ha anunciado que su intención será la de recuperar la economía nacional a través de una serie de estímulos al poder adquisitivo y garantizar el retorno del sector privado a su papel de principal impulsor del crecimiento. El Gobierno se centrará en los malasios que han perdido sus trabajos y fuentes de ingresos, la clase media y las pequeñas y medianas empresas, así como en el impulso de la industria manufacturera y el sector del turismo nacional.