Malaui.- Malaui investigará las denuncias sobre acoso y violación de manifestantes por parte de policías

Publicado 25/10/2019 22:09:38CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía de Malaui ha anunciado este viernes la apertura de una investigación en torno a la supuesta implicación en casos de acoso sexual y violación de manifestantes por parte de agentes durante las últimas manifestaciones antigubernamentales.

El portavoz de la Policía, James Kadadzera, ha indicado que el equipo investigador estará encabezado por Arlene Baluwa, comisario de la Policía en la Región Oriental, según ha informado el diario local 'The Times'.

Sin embargo, la vicepresidenta de la Coalición de Defensores de los Derechos Humanos, Gift Trapence, ha subrayado que la comisión de investigación debería ser independiente y ha recordado que Naciones Unidas ya hizo una recomendación en el pasado para abordar los supuestos abusos de las fuerzas de seguridad.

Kadadzera, que ha defendido la autoridades de la Policía para investigar el caso, ha apuntado que "la nación será informada sobre los progresos y resultados de la investigación lo antes posible".

Durante la jornada, un grupo de mujeres se han manifestado en la capital del país, Lilongüe, para denunciar la actuación de los agentes durante las recientes protestas, en las que habrían abusado de varias mujeres durante sus intervenciones.

Las protestas se enmarcaron en el rechazo de la oposición de la reelección del presidente, Peter Mutharika, en los comicios celebrados en mayo. Mutharika se impuso en los comicios con un 38,57 por ciento de los votos, por delante de Lazarus Chakwera, quien se hizo con un 35,41 por ciento.

El presidente, un antiguo profesor de Derecho de 78 años, llegó al poder en 2014. Se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos se ha enfrentado a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Malaui se independizó de Reino Unido en 1964 y, después de una primera época de estabilidad económica y social, gracias en parte a las ventas de té y tabaco, su deuda pública se ha disparado y la pobreza se ha profundizado. Las denuncias sobre fraude electoral han desatado protestas en algunos feudos opositores.

El país ha sido uno de los más estables políticamente de África y ha tenido gobiernos estables desde su independencia. El sistema de partido único terminó en 1993 y desde entonces se han celebrado elecciones multipartidistas cada cinco años, siendo estas las sextas desde el inicio de dicho periodo.