Publicado 07/05/2020 22:38:14 +02:00CET

Malaui.- Mueren tres personas en un ataque con cócteles molotov contra las oficinas de un partido opositor de Malaui

Malaui.- Mueren tres personas en un ataque con cócteles molotov contra las ofici
Malaui.- Mueren tres personas en un ataque con cócteles molotov contra las ofici - GETTY IMAGES / MARK WILSON - Archivo

El presidente formaliza su candidatura y dice que la repetición electoral "no es la voluntad popular"

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres personas murieron a última hora del miércoles a causa de un ataque con cócteles molotov contra una sede del opositor Movimiento para una Transformación Unida (UTM) en la capital de Malaui, Lilongüe, en medio de las denuncias de la oposición sobre una campaña de violencia orquestada por el Estado antes de la repetición de las elecciones presidenciales.

El líder del UTM y vicepresidente del país, Saulos Chilima, ha indicado que los tres fallecidos son miembros de una misma familia que vivían en el edificio donde se encuentra la oficina de la formación, según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

El vicepresidente denunció el lunes que la "violencia" contra la oposición "está patrocinada y bien coordinada", antes de apuntar directamente al gubernamental Partido Progresista Democrático (DPP) y a su ala juvenil, y de describir a Mutharika como un enemigo de la población.

Chilima, quien abandonó el DPP en 2018 tras denunciar el "vergonzoso nivel" de corrupción en el país africano, alertó además de que esta campaña de violencia podría llevar a una guerra civil o a un "genocidio", acusaciones rechazadas firmemente desde la Presidencia.

Las acusaciones fueron respaldadas posteriormente por el también opositor Partido del Congreso de Malaui (MCP), cuyo líder, Lazarus Chakwera, presentó el miércoles su candidatura a la Presidencia como Chilima como su 'número dos'.

El portavoz de la Presidencia, Mgeme Kalilani, rechazó las acusaciones y sostuvo que el mandatario, Peter Mutharika, ha abogado por un clima de paz antes, durante y después de las elecciones presidenciales de mayo de 2019, anuladas en febrero por las numerosas irregularidades detectadas durante el proceso.

"El presidente ha emitido advertencias estrictas a los seguidores de su partido para que no actúen contra las provocaciones de los seguidores de la UTM y el MCP", dijo, antes de agregar que "es algo conocido que los seguidores del PDD son los que han estado recibiendo la violencia política desde el 21 de mayo (de 2019)", en referencia a la fecha de las elecciones.

La misión diplomática de la Unión Europea (UE), así como los embajadores de Alemania, Irlanda, Noruega, Reino Unido y Estados Unidos han publicado un comunicado expresando su alarma por los "recientes actos de violencia aparentemente alimentados por motivos políticos".

"Es especialmente importante en este momento que todos los actores políticos estén unidos en defensa de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho, así como contra cualquier acto de violencia, incitación a la violencia o discurso de odio", han dicho.

"Apoyamos a los que llaman a la contención y esperamos que todos los casos de violencia sean investigados de forma exhaustiva y transparente, en línea con las leyes de Malaui, para que los responsables sean llevados ante la justicia", han remachado en su comunicado, publicado en la página de la delegación de la UE en Facebook.

SALVAR MALAUI DE LOS "DESTRUCTORES"

El propio Mutharika ha resaltado este jueves que la alianza entre el DPP y el Frente Democrático Unido (UDF) de "ganará", tras presentar los papeles formalizando su candidatura a la repetición electoral.

"Juntos ganaremos estas elecciones. Repito. Ganaremos otra vez", ha manifestado, antes de pedir a la población votar "para restaurar la voluntad popular, expresada en las elecciones de mayo de 2019".

"Salgamos y votemos por unos líderes que puedan desarrollar este país. Salgamos y rechacemos a los que quieren destruir este país", ha manifestado, antes de describir la alianza que lidera como "poderosa".

Así, ha reiterado que la unión creada entre el DPP y el UDF es "firme", "irrompible" e "imparable". "Lucharemos hasta que salvemos este país de los destructores", ha manifestado Mutharika.

El presidente ha recalcado que "ganó las elecciones " de 2019 y ha incidido que la repetición electoral "no es la voluntad popular", en una nueva crítica a la decisión del Constitucional de anular su victoria.

El Tribunal Supremo de Apelaciones anunció el miércoles que será el viernes cuando emitirá su fallo definitivo sobre la demanda de Mutharika contra la anulación de las elecciones de 2019.

LAS ELECCIONES SERÁN EL 2 DE JULIO

La Comisión Electoral de Malaui (CEM) anunció a finales de marzo que la repetición de las presidenciales tendrá lugar el 2 de julio y no el 19 de mayo, fecha que había sido aprobada por el Parlamento. A ello hay que sumar las dudas sobre la viabilidad de la votación a causa de la pandemia de coronavirus, si bien por ahora no han sido aplazadas.

Previamente, el mandatario rechazó firmar la ley aprobada en el Parlamento para celebrar la votación el 19 de mayo, a la espera de un fallo definitivo sobre su demanda para revocar el veredicto sobre la anulación de los comicios.

El Parlamento aprobó en febrero una serie de reformas a la ley electoral para fijar la fecha de las elecciones y fijar la necesidad de que un candidato obtenga más de la mitad de los votos para poder ser declarado vencedor.

Tras ello, Mutharika anunció un acuerdo de coalición con el líder del Frente Democrático Unido (UDF), Atupele Muluzi, que derivó en un cese del Gobierno y una formación de un nuevo Ejecutivo para dar varias carteras a esta formación.

Por su parte, Chakwera y Chilima hicieron lo mismo y unieron fuerzas con el objetivo de desbancar al mandatario en la próxima votación, en la que el vencedor tendrá que superar el 50 por ciento de los respaldos, algo que lograrían si repitieran los resultados que obtuvieron por separado el año pasado.

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Contador