Publicado 08/05/2020 17:42:52 +02:00CET

Malaui.- Un tribunal de Malaui ratifica la anulación de las presidenciales de 2019 por irregularidades

Malaui.- Un tribunal de Malaui ratifica la anulación de las presidenciales de 20
Malaui.- Un tribunal de Malaui ratifica la anulación de las presidenciales de 20 - GETTY IMAGES / MARK WILSON - Archivo

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo de Apelaciones de Malaui ha ratificado este viernes la anulación de las elecciones presidenciales de 2019 por irregularidades, en un vaparalo al presidente, Peter Mutharika, en un momento de graves tensiones políticas de cara a la repetición de los comicios en julio.

El presidente del tribunal, Andrew Nyirenda, ha indicado que la decisión ha sido adoptada de forma "unánime" por los siete jueces y ha agregado que la nueva votación deberá celebrarse sin nuevos candidatos respecto al año pasado y respetando que el ganador deberá obtener más del 50 por ciento de los votos para hacerse con la victoria.

"Las elecciones definen el sustento y la hoja de ruta de la sociedad", ha dicho Nyirenda, quien ha manifestado que "se debe evitar entregar el liderazgo a través de un proceso fraudulento, ya que este fraude hace que sea más probable que el proceso no refleje la voluntad popular".

El fallo ha llegado después de que tanto Mutharika como la Comisión Electoral de Malaui (CEM) apelaran contra el veredicto del Constitucional anulando los comicios por irregularidades, entre ellas "un uso generalizado del Tipp-Ex para alterar los resultados (de las actas electorales)".

El tribunal ha indicado que acepta igualmente el plazo de 150 días para la celebración de las elecciones --desde el fallo del Constitucional--, si bien ha manifestado que "habría adoptado otra decisión", según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

Asimismo, ha destacado que la votación deberá llevarse a cabo usando el censo usado para las elecciones de 2019, por lo que no habrá un nuevo proceso de registro de electores, antes de reiterar que "no deberá haber nuevos candidatos, sino los mismos que participaron en las del 21 de mayo de 2019".

La CEM ha recibido hasta la fecha las candidaturas de Mutharika --respaldada por su parte, el Partido Progresista Democrático (DPP) y el Frente Democrático Unido (UDF)-- y del opositor Lazarus Chakwera, líder del Partido del Congreso de Malaui (MCP), quien concurre con el actual vicepresidente y presidente del Movimiento para una Transformación Unida (UTM), Saulos Chilima, como 'número dos'.

La comisión electoral anunció a finales de marzo que la repetición de las presidenciales tendrá lugar el 2 de julio y no el 19 de mayo, fecha que había sido aprobada por el Parlamento. A ello hay que sumar las dudas sobre la viabilidad de la votación a causa de la pandemia de coronavirus, si bien por ahora no han sido aplazadas.

El Parlamento aprobó en febrero una serie de reformas a la ley electoral para fijar la fecha de las elecciones y fijar la necesidad de que un candidato obtenga más de la mitad de los votos para poder ser declarado vencedor.

En este sentido, el Tribunal Supremo de Apelaciones ha confirmado que esta mayoría será necesaria para declarar a un ganador y ha reconocido que "sería absurdo que un candidato presidencial que obtenga el diez por ciento de los votos sea considerado como el que represente a la mayoría".

Tras el fallo del Constitucional, Mutharika anunció que unía fuerzas con su exministro y líder del Frente Democrático Unido (UDF), Atupele Muluzi, lo que derivó en un cese del Gobierno y una formación de un nuevo Ejecutivo para dar varias carteras a esta formación.

Por su parte, Chakwera y Chilima hicieron lo mismo y sumaron fuerzas con el objetivo de desbancar al mandatario en la próxima votación. Sumando los votos que obtuvieron en 2019 superarían el 50 por ciento de las papeletas por lo que, de repetirse la situación, el líder del MCP podría hacerse con la victoria.

AUMENTO DE LAS TENSIONES

El veredicto ha llegado además dos días después de la muerte de al menos tres personas en un ataque con cócteles molotov contra una sede del UTM en la capital de Malaui, Lilongüe, en medio de las denuncias de la oposición sobre una campaña de violencia orquestada por el Estado antes de la repetición de las elecciones.

El vicepresidente denunció el lunes que la "violencia" contra la oposición "está patrocinada y bien coordinada", antes de apuntar directamente al DPP y a su ala juvenil, y de describir a Mutharika como un enemigo de la población.

Chilima, quien abandonó el DPP en 2018 tras denunciar el "vergonzoso nivel" de corrupción en el país africano, alertó además de que esta campaña de violencia podría llevar a una guerra civil o a un "genocidio", acusaciones respaldadas posteriormente por el MCP.

El portavoz de la Presidencia, Mgeme Kalilani, rechazó las acusaciones y sostuvo que Mutharika ha abogado por un clima de paz antes, durante y después de las elecciones presidenciales de mayo de 2019.

"El presidente ha emitido advertencias estrictas a los seguidores de su partido para que no actúen contra las provocaciones de los seguidores de la UTM y el MCP", dijo, antes de agregar que "es algo conocido que los seguidores del PDD son los que han estado recibiendo la violencia política desde el 21 de mayo (de 2019)", en referencia a la fecha de las elecciones.

La misión diplomática de la Unión Europea (UE), así como los embajadores de Alemania, Irlanda, Noruega, Reino Unido y Estados Unidos publicaron por su parte un comunicado expresando su alarma por los "recientes actos de violencia aparentemente alimentados por motivos políticos".

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.

Contador