Publicado 14/01/2021 11:52CET

Malí.- Ascienden a cuatro los 'cascos azules' muertos en un ataque en el norte de Malí

Una patrulla de la ONU en Malí
Una patrulla de la ONU en Malí - GEMA CORTÉS/MINUSMA - Archivo

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El número de 'cascos azules' muertos en el ataque ejecutado el miércoles por asaltantes no identificados contra una patrulla de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) en el norte del país africano ha ascendido a cuatro, según ha confirmado la propia misión.

"Tristemente, acabamos de tener conocimiento de que, a raíz del ataque de ayer, un cuarto 'casco azul' ha sucumbido a sus heridas", ha indicado la MINUSMA en un breve mensaje publicado a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

La misión señaló el miércoles que el ataque tuvo lugar al norte de la localidad de Bambara-Maoudé, en el eje entre Douentza y Tombuctú, y agregó que un vehículo ha sido alcanzado por la explosión de un artefacto explosivo de fabricación artesanal, tras lo que los atacantes han abierto fuego contra los 'cascos azules'.

Tras ello, el representante especial de la Secretaría General de Naciones Unidas y jefe de la MINUSMA, Mahamat Saleh Annadif, condenó "firmemente" el ataque e hizo hincapié en que "pese a este ambiente difícil e impredecible, la MINUSMA no escatimará esfuerzos a la hora de llevar a cabo su mandato en todas las áreas de despliegue".

Pese a que la MINUSMA no dio detalles sobre la nacionalidad de los tres 'cascos azules' muertos el miércoles, las autoridades de Costa de Marfil confirmó que se trataba de soldados del país africano. El presidente marfileño, Alassane Ouattara, expresó su "gran pena" por lo sucedido.

"Rindo homenaje a estos valientes soldados, muertos y heridos por la paz. Mis condolencias más sentidas a sus familias. Mi compasión a los heridos", señalaó el mandatario a través de un mensaje en Twitter.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, que llega después de la muerte de al menos cinco soldados franceses en dos ataques ejecutados el 28 de diciembre y el 2 de enero en sendos atentados con bomba en el norte del país africano.

Malí, al igual que otros países del Sahel, ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Contador