Publicado 10/07/2020 19:22CET

Malí.- Atacada la sede del Parlamento de Malí tras el llamamiento de un movimiento opositor a la desobediencia civil

Malí.- Atacada la sede del Parlamento de Malí tras el llamamiento de un movimien
Malí.- Atacada la sede del Parlamento de Malí tras el llamamiento de un movimien - GETTY IMAGES / POOL - Archivo

Manifestantes ocupan las oficinas de la cadena de televisión estatal

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de manifestantes han atacado este viernes la sede del Parlamento de Malí y han ocupado las oficinas de la cadena de televisión estatal tras el llamamiento de un movimiento opositor a la desobediencia civil, en medio del agravamiento de la crisis política que atraviesa el país.

Vídeos publicados en redes sociales muestran a personas saqueando parte del mobiliario de la Asamblea Nacional tras una protesta en la zona, así como un incendio en una de las fachadas exteriores del perímetro del edificio.

Las manifestaciones han tenido lugar en el marco de las movilizaciones convocadas por el opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP), que exige la dimisión del presidente, Ibrahim Boubacar Keita.

El M5-RFP ha publicado durante la jornada un llamamiento a la desobediencia civil que incluye el "bloqueo de las entradas de todos los servicios del Estado, excepto los de sanidad", así como el bloqueo de "todas las entradas y salidas" de las ciudades y cruces de carreteras.

Asimismo, ha pedido que se "fraternice" con las fuerzas de seguridad y se protejan los bienes privados, las embajadas, consulados y representaciones diplomáticas y "en general a todos los extranjeros y sus bienes" durante las protestas.

Los incidentes de este viernes representan un recrudecimiento de la crisis, apenas dos días después de que Keita propusiera un acuerdo de unión nacional sustentado en cuatro pilares con el que busca poner fin a las protestas convocadas por un sector de la oposición liderado por el imán Mahmud Dicko, al tiempo que se devuelve la paz y la estabilidad al país.

Sin embargo, el movimiento opositor encabezado por esta destacada figura religiosa del país rechazó nuevamente el llamamiento de Keita y mantuvo su convocatoria de movilizaciones para este viernes, que ha sido redoblada con el llamamiento a la desobediencia civil.

Malí es escenario de una creciente violencia yihadista, a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos. A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus.