Publicado 09/11/2020 18:06CET

Malí.- La comunidad fulani y los cazadores dozo de Niono firman un pacto de no agresión en el centro de Malí

Soldados del Ejército de Malí
Soldados del Ejército de Malí - FUERZAS ARMADAS DE MALÍ (TWITTER @FAMA_DIRPA)

MADRID, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La comunidad fulani y los cazadores dozo --integrantes de la comunidad dogon-- del círculo de Niono, en el centro de Malí, han firmado durante el fin de semana un pacto de no agresión con el objetivo de poner fin a los enfrentamientos intercomunitarios registrados en la zona durante los últimos meses.

El acuerdo ha sido alcanzado en el marco de un foro de diálogo en Niono de cara a una reconciliación entre las comunidades, proceso que arrancó el miércoles y que concluyó durante la jornada del sábado y en el que participaron cuatro ministros del nuevo Gobierno de transición.

El proceso, en el que han participado cientos de miembros de doce comunas de Niono, contempla el fin de la violencia y la creación de un comité para abordar y resolver posibles disputas a través del diálogo, según ha recogido la emisora maliense Studio Tamani.

"Ningún peul --también conocidos como fulani-- debe tocar a un cazador (dozo) y ningún cazador debe tocar a un peul. Exigimos que todos respeten este acuerdo", ha dicho el secretario general de la federación de cazadores de Niono, Mamadou Bou Diarrá. "Se han adoptado todas las disposiciones para que se respete este acuerdo de paz", ha recalcado.

Por su parte, los representantes fulani han argumentado que el pacto "permitirá la libre circulación de las personas y bienes, además de poner fin al ciclo de violencia, asesinatos y secuestros en las doce comunas del círculo de Niono", situado en la región de Mopti.

Así, han reseñado que "es un gran paso de cara a la resolución de los conflictos" entre estas comunidades en el centro del país africano. "Quien quiera ir al campo, podrá hacerlo sin miedo. Quien quiera llevar a sus animales a pastar, podrá hacerlo sin miedo. Quien quiera ir al mercado podrá hacerlo sin miedo", ha dicho Hambarké Yaranangoré, uno de los representantes de esta comunidad en el proceso.

La firma ha sido aplaudida por el ministro de Administración Territorial, Abdoulaye Maiga, quien ha incidido en que "la necesidad de ir hacia la paz y privilegiar el diálogo como único medio de resolución de disputas es lo que ha llevado a la firma de este acuerdo de paz".

Los dogon y los fulani han protagonizado numerosos enfrentamientos armados durante los últimos meses, con Niono como uno de los epicentros de esta violencia. Los cazadores dozo acusan a los miembros de esta comunidad de ser miembros de grupos yihadistas que operan en la zona.

El principal motivo es que los grupos yihadistas que operan en la región --incluidas las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico-- han aprovechado el descontento y la tradicional marginación de los peul para engrosar sus filas, lo que ha derivado también en acusaciones contra ellos por supuestamente ser miembros de estos grupos.

Esta situación ha provocado un recrudecimiento de los enfrentamientos intercomunitarios y de las matanzas en venganza por incidentes previos, así como un aumento de las acusaciones contra el Ejército por atrocidades cometidas contra miembros de la comunidad peul.

Contador