Publicado 18/08/2020 20:58CET

Malí.- España rechaza "cualquier ataque violento" ante un posible golpe de Estado en Malí

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha rechazado este martes "cualquier ataque violento a las instituciones de la República de Malí" ante un posible golpe de Estado en el país del Sahel tras el secuestro de altos cargos, entre los que podrían estar arrestados el presidente y el primer ministro.

"El Gobierno de España reafirma su compromiso con la paz, la democracia y la estabilidad de Malí y reitera su rechazo a cualquier ataque violento a las instituciones de la República de Malí", ha señalado el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en un comunicado, en el que también piden "a las Fuerzas Armadas de Malí y a su Guardia Nacional a que respeten estrictamente el orden constitucional y regresen a sus cuarteles".

El Ejecutivo ha explicado que "sigue con profunda preocupación los acontecimientos que se desarrollan hoy en las localidades de Kati y Bamako, en Malí" y ha incidido en que España "apoya sin reservas" la posición de la comunidad económica de Estados del África occidental (CEDEAO-ECOWAS).

En este sentido, desde el departamento que dirige la ministra Arancha González Laya han defendido "la necesidad del estricto respeto a las normas constitucionales de la República de Malí para la solución de todos los posibles conflictos".

Por otra parte, la Embajada de España en el país ha recomendado a los españoles "evitar desplazamientos a la localidad de Kati y sus alrededores", además de recomendar "la máxima prudencia y evitar cualquier desplazamiento que no sea de extrema necesidad".

Asimismo, el Ministerio de Defensa ha informado este martes de que los casi 200 militares que forman parte del contingente español en Malí se encuentran "a salvo", después de que se haya publicado que se estaría desarrollando un intento de golpe de Estado en el país.

En las últimas horas se han sucedido informaciones que apuntan al secuestro de altos cargos en la capital por hombres armados y disparos registrados en una base militar próxima a Bamako, lo que podría tratarse de un motín.

Fuentes de los militares amotinados han asegurado a medios locales que el presidente del país, Ibrahim Boubakar Keita, y el primer ministro, Boubou Cissé, han sido detenidos. Sin embargo, el diario 'Jeune Afrique' ha señalado que se trata de "rumores infundados".

El posible golpe de Estado de este martes se produce en un momento en que el país del Sahel se encuentra sumido en una grave crisis política que viene a sumarse a la grave inseguridad ocasionada por las acciones de los grupos yihadistas, con las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico a la cabeza, pero también a la creciente violencia de carácter intercomunitario.