Publicado 04/12/2020 12:22CET

Malí.- El Gobierno de transición en Malí, abierto al diálogo con los grupos terroristas

Moctar Ouane, nuevo primer ministro de Malí
Moctar Ouane, nuevo primer ministro de Malí - GOBIERNO DE MALÍ - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de transición en Malí, Moctar Ouane, ha indicado que el Gobierno está dispuesto a dialogar con los grupos terroristas, en particular a priori con la filial de Al Qaeda en el país, como complemento a las acciones militares.

En una entrevista concedida a RFI y France 24, Ouane ha sostenido que "la negociación con los grupos terroristas o el diálogo con ellos para nosotros supone asumir la voluntad expresada por los malienses" por distintas vías en los últimos años, la última de ellas en el diálogo nacional de 2019.

El primer ministro ha sostenido que "los grupos armados destruyen mientras que el papel del Gobierno es construir por lo que debemos intentar actuar de forma que les impidamos destruir, bien por los medios que ofrecen las armas o por el diálogo que es posible a través de la discusión directa".

En todo caso, ha subrayado que el diálogo debe entenderse "como una respuesta complementaria a la acción militar", así como a la respuesta en materia de gobernanza y desarrollo.

Según Ouane, el diálogo debe considerarse como "una oportunidad que permite aportar un elemento complementario" a los demás, ha insistido, si bien ha dejado claro que en ningún caso debe considerarse "una panacea" y que no es excluyente de la "acción militar".

Por otra parte, ha dicho que entiende "la postura de Francia basada en sus realidades" respecto al rechazo manifiesto al diálogo con los grupos terroristas en el Sahel, pero ha asegurado que no hay diferencias con el Gobierno galo y que las últimas acciones militares llevadas a cabo por la operación 'Barkhane' no afectan al eventual diálogo.

DISPUESTO A HABLAR CON AG GHALI

Preguntado expresamente sobre si está dispuesto a dialogar con Iyad ag Ghali y Amadou Koufa, el líder del Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM) y el del Frente de Liberación de Macina (FLM) que forma parte de dicha alianza yihadista que es la filial de Al Qaeda en el Sahel, Ouane ha defendido que no hay que "individualizar".

No obstante, ha recalcado que de lo que se trata es de "dialogar con todos los hijos de Malí". "Estamos trabajando en ello y no excluimos llegar a este diálogo", ha añadido, dando a entender que el diálogo con ambos líderes yihadistas, ambos malienses, no está descartado.

Según el primer ministro, la liberación en octubre del líder de la oposición, Soumaila Cisse, secuestrado en marzo pasado así como otros tres rehenes europeos, entre ellos la frances Sophie Petronin, por parte de los yihadistas fue el resultado de "esfuerzos conjugados de unos y otros".

Las palabras de Ouane, al frente del Gobierno de transición creado tras el golpe de Estado del pasado 18 de agosto que forzó la salida del presidente Ibrahim Boubacar Keita están en línea con la voluntad de diálogo con Ag Ghali y Koufa que ya había expresado este meses antes, sin que en ningún momento hayan quedado confirmados los contactos.