Publicado 17/03/2020 22:36:10 +01:00CET

Malí.- El grupo terrorista AQMI muestra su disposición a unas negociaciones de paz con todos los países del G5 del Sahel

El grupo dice ser favorable a aceptar una tregua reclamada por un destacado imam de Malí

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha abogado por negociaciones con todos los países del G5 del Sahel, según ha recogido SITE Intelligence Group, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.

En un mensaje de audio publicado el lunes, el líder del grupo, Abdel Uadud Drukdel, se ha mostrado además favorable a aceptar una tregua reclamada por un destacado imam de Malí.

El imam Mahmud Dicko ha aplaudido la noticia, si bien ha recalcado "no saber si el mensaje es auténtico". "Si este fuera el caso, es algo bueno", ha dicho, en declaraciones al portal de noticias Maliweb.

Asimismo, ha dicho que estaría dispuesto a ser un mediador en un diálogo con la cúpula de AQMI y ha argumentado que "ningún sacrificio es suficiente por Malí".

El JNIM, rama de Al Qaeda en Malí, se mostró dispuesto a principio de marzo a participar en negociaciones con el Gobierno de Malí en caso de que las tropas de Francia y Naciones Unidas abandonen el país.

En su comunicado, el grupo liderado por Iyad ag Ghali, señaló que el grupo está preparado para iniciar contactos "para poner fin al sangriento conflicto" en el país si hay una retirada de tropas internacionales, a las que acusó del conflicto en Malí.

Así, destacó que para ello es necesario que el Gobierno demuestre que "es realmente serio a la hora de servir a los intereses del pueblo maliense", lo que pasa por la retirada de las tropas de la 'Operación Barkhane' y de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).

El comunicado fue publicado cerca de un mes después de que el presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, reconociera que su Gobierno está manteniendo contactos con Ag Ghali y con Amadou Kufa, líder del Frente para la Liberación de Macina (FLM), uno de los componentes del grupo terrorista vinculado con Al Qaeda y que opera en el Sahel.

En respuesta, el enviado de la Unión Africana para el Sahel, Pierre Buyoya, respaldó los esfuerzos de negociación entablados por el Gobierno de Malí para dialogar con estos dos líderes yihadistas.

Malí ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Contador