Publicado 25/06/2021 13:28CET

Malí.- Heridos 15 'cascos azules' de la MINUSMA en un atentado con coche bomba en el norte de Malí

Archivo - Efectivos de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA)
Archivo - Efectivos de la Misión de la ONU en Malí (MINUSMA) - MINUSMA/GEMA CORTÉS - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Al menos 15 'cascos azules' de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) han resultado heridos este viernes en un atentado con coche bomba ejecutado en la región de Gao, situada en el norte del país africano.

"Esta mañana, una base operacional temporal de la fuerza de la MINUSMA cerca de la localidad de Ichagara, en la comuna de Tarkint, en la región de Gao, ha sido objetivo de un ataque con coche bomba", ha indicado la propia misión a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha indicado que "15 'cascos azules' han resultado heridos" y ha agregado que "su evacuación está en curso". "La MINUSMA condena firmemente este ataque y desea una rápida y completa recuperación a los heridos", ha zanjado, sin desvelar su nacionalidad.

Sin embargo, un portavoz del Ejército alemán citado por los medios del país europeo ha indicado que "fuerzas alemanas" desplegadas en la zona se han visto afectadas por el ataque, cuya autoría no ha sido reclamada por el momento.

Asimismo, el diario alemán 'Spiegel' ha señalado que tres de los militares habrían resultado heridos de gravedad y ha añadido que los casos más graves están siendo evacuados al país europeo a través de Níger, sin que haya confirmación oficial sobre este extremo.

El ataque ha sido ejecutado cuatro días después de que varios militares franceses resultaran heridos en un atentado suicida con coche bomba en los alrededores de la ciudad de Gossi (centro) y una semana después de que al menos un militar nigerino muriera y dos soldados franceses resultaran heridos en una emboscada tendida por el grupo yihadista Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS) contra una patrulla de la operación 'Barkhane'.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció recientemente una "transformación profunda" de la presencia militar de París en el Sahel, lo que pasa también por el fin inminente de la operación 'Barkhane', lanzada en 2014 y pilar básico de la estrategia francesa en una región marcada en los últimos años por la creciente inseguridad.

Malí, al igual que otros países del Sahel, ha venido registrando en los últimos años un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.