Publicado 27/05/2021 01:57CET

Malí.- La junta militar asegura que liberará al presidente y el primer ministro de Malí "gradualmente"

Archivo - Moctar Ouane, primer ministro del Gobierno de transición de Malí.
Archivo - Moctar Ouane, primer ministro del Gobierno de transición de Malí. - GOBIERNO DE MALÍ - Archivo

El Consejo de Seguridad califica de "inaceptable" un "cambio de liderazgo de transición" y pide la liberación de Ndaw y Ouane

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La junta militar de Malí ha asegurado que el presidente de transición y el primer ministro de transición de Malí, Bah Ndaw y Moctar Ouane, respectivamente, serán liberados "gradualmente" tras haber sido detenidos el pasado lunes.

Así lo ha indicado el comandante Baba Cisse, asesor del vicepresidente y antiguo líder de la junta militar, Assimi Goita, en una rueda de prensa, compartida por el portal Malijet, en la que, no obstante, no ha puesto fecha a la liberación de Ndaw y Ouane, así como de otras autoridades que también fueron arrestadas el lunes.

"Luego de la renuncia del presidente y del primer ministro --han presentado su dimisión este miércoles--, los detenidos recuperarán su libertad, esto se hará gradualmente por obvias razones de seguridad", ha precisado Cisse al respecto.

En su intervención, Cisse ha señalado a "profundas diferencias tanto de forma como de fondo" y "obstáculos" a los que, a juicio de los militares, se habría entregado el presidente, entre ellos su "oposición a la detención de ciertos dignatarios involucrados en mala gestión financiera".

REUNIÓN DEL CONSEJO DE SEGURIDAD

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado este miércoles "enérgicamente" las detenciones y ha reclamado la "liberación segura, inmediata e incondicional de todos los funcionarios arrestados".

El Consejo de Seguridad ha emitido una declaración, compartida por la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA), en la que también han instado a los elementos de las fuerzas de Defensa y Seguridad malienses "a regresar a sus cuarteles sin demora".

Asimismo, ha reiterado su apoyo a la transición liderada por civiles en Malí y "su reanudación inmediata", al tiempo que han demandado a todas las partes interesadas del país "que den prioridad a generar confianza, entablar un diálogo y estar dispuestos a comprometerse para lograr estos objetivos".

"Un cambio de liderazgo de transición por la fuerza, mediante renuncias forzadas, es inaceptable", ha manifestado el consejo, en referencia a la dimisión presentada por el primer ministro y el presidente.

Por último, ha subrayado el "riesgo de impacto negativo" de los últimos acontecimiento en los "esfuerzos en curso para combatir el terrorismo, implementar el Acuerdo de Paz y Reconciliación y estabilizar el país".

Mientras algunos medios malienses señalan que Goita se haría con el cargo de presidente de transición, a pesar de que la 'hoja de ruta' aprobada para este proceso excluía dicha posibilidad, y que se nombrará a otra persona para el puesto de primer ministro, que estará encargado de conformar el nuevo Ejecutivo, la confusión y falsa información circulan por el país.

El Ministerio de Seguridad y Protección Civil ha tenido que desmentir una información que circulaba sobre un supuesto toque de queda y cierre de fronteras.

En un comunicado, la cartera ha negado estas informaciones que, como ha señalado, buscan generar "desorden" y una "situación de pánico general", informa la emisora Studio Tamani.

CRISIS

El desencadenante de la nueva crisis fue la reciente dimisión de Ouane en medio de nuevas protestas opositoras, tras lo que Ndaw le volvió a nombrar para el cargo, y el lunes desveló la composición del nuevo Gobierno, con militares en las principales carteras pero sin importantes figuras de la junta en el seno del Ejecutivo.

Así, Goita sostuvo el martes tras anunciar el cese de ambos políticos que el anuncio del nuevo Ejecutivo supone "una voluntad manifiesta del presidente de transición y del primer ministro de ir hacia una violación de la hoja de transición, contrariamente al juramento que hicieron durante su investidura del 25 de septiembre de 2020".

Goita hizo sin embargo hincapié en que "el proceso de transición sigue su curso normal y las elecciones previstas se celebrarán en 2022", si bien su golpe de mano revela nuevamente la importancia de los militares en el proceso, a pesar de estar encabezado por figuras civiles.

Las autoridades de transición vieron la luz tras la mediación de la CEDEAO después del golpe de Estado de agosto de 2020 contra Keita, que buscaba garantizar que el Ejército entregaba el poder a las autoridades civiles. En este contexto, el acuerdo contemplaba que tanto el presidente como el primer ministro debían ser civiles.

Así, Ndaw fue nombrado como presidente y Ouane como primer ministro, si bien Goita se garantizó el puesto de vicepresidente, con lo que quedó al frente de "las cuestiones de defensa y seguridad", con una cláusula que excluye la posibilidad de que pueda sustituir al presidente en caso de vacancia.

Con el anuncio, la CEDEAO informó de la retirada de las sanciones impuestas a Malí tras el golpe de Estado, después de meses de movilizaciones contra Keita convocadas por el opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP), que ha criticado a las nuevas autoridades por el peso de los militares y se ha negado a ser parte del Gobierno.

Contador