Publicado 09/10/2020 17:21CET

Malí.- Llegan a Francia e Italia la cooperante francesa y los rehenes italianos liberados en Malí

Malí.- Llegan a Francia e Italia la cooperante francesa y los rehenes italianos
Malí.- Llegan a Francia e Italia la cooperante francesa y los rehenes italianos - Stringer/Le Pictorium Agency via / DPA

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La cooperante francesa Sophie Petronin y los rehenes italianos Niccola Chiacchio y Pierluigi Maccalli, un misionero, han llegado este viernes a Francia e Italia, respectivamente, tras ser liberados por yihadistas en Malí.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha acudido a la recepción de Sophie Petronin en la base aérea de Villacoublay, al sur de la capital, París. "Los franceses están encantados de que hayas vuelto por fin, querida Sophie Petronin. ¡Bienvenida a casa!", ha dicho el mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Gracias a las autoridades malienses por haber hecho posible la liberación de Sophie Petronin. Mi reconocimiento a la totalidad de actores que, tanto en Malí como en Francia, han actuado desde hace cuatro años para que llegue este momento y apoyar a la familia", ha señalado.

Petronin, de 75 años y quien encabezaba una organización no gubernamental de ayuda a la infancia cuando fue raptada en Gao por el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), filial de Al Qaeda en Malí, se ha abrazado a su familia al bajar del avión y ha intercambiado unas breves palabras con Macron.

Los yihadistas liberaron igualmente durante la jornada a Niccola Chiacchio y el misionero Pierluigi Maccalli, ambos de nacionalidad italiana. Maccalli, de 59 años, fue secuestrado en la zona sur de Níger, cerca de la frontera con Burkina Faso, en septiembre de 2018. El religioso trabaja para la Sociedad de Misiones Africanas.

La liberación de Maccalli fue aplaudida por la Conferencia Episcopal italiana, que mostró su "alegría" por el caso y por el de Chiacchio. "Agradecemos al Señor y expresamos nuestra gratitud a los que trabajaron por la liberación, mientras seguimos rezando por los desaparecidos", dijo.

El avión que ha trasladado a ambos a Italia ha aterrizado durante la jornada en el aeropuerto de Ciampino, donde han sido recibidos por el primer ministro y el ministro de Exteriores, Giuseppe Conte y Luigi di Maio, respectivamente.

"Finalmente en casa", ha dicho Di Maio a través de su cuenta en la red social Facebook. "Están bien", ha recalcado, al tiempo que ha expresado su agradecimiento "a todos los que trabajaron para traerles a casa".

LIBERACIÓN DEL LÍDER OPOSITOR DE MALÍ

Junto a ellos fue liberado el líder opositor maliense Soumaila Cissé, secuestrado el 25 de marzo cuando se encontraba haciendo campaña junto a su delegación en Niafunké, de cara a unas elecciones parlamentarias en las que consiguió revalidar su escaño.

El líder de la URD quedó en segundo lugar en las presidenciales celebradas en agosto de 2018, cuando fue derrotado por Ibrahim Boubacar Keita --derrocado tras un golpe de Estado militar el 18 de agosto--, como ya ocurriera en los comicios de 2013.

Ambos fueron recibidos a última hora del jueves en Bamako por el presidente de transición, Bah Ndaw. Tras el encuentro, Cissé se mostró "muy contento" por su liberación. "Por Malí y por mi familia", dijo, tal y como ha recogido el diario 'Nord Sud Journal'.

Cissé dio las gracias a Malí, a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), Naciones Unidas, a la población maliense y a su partido, la Unión por la República y la Democracia (URD), por sus esfuerzos de cara a su liberación.

"He pasados seis meses en las condiciones que conocen todos. Condiciones de vida muy difíciles en el gran sáhara, donde hay un aislamiento que es permanente en esas zonas", señaló, antes de incidir en que "no sufrió ninguna violencia, ni física ni verbal".

La zona en la que se produjo el secuestro de Cissé se ha visto sacudida en los últimos meses por un incremento de la inseguridad y en ella operan grupos vinculados a Al Qaeda y otras formaciones terroristas, si bien por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del secuestro.

Malí ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Contador