Publicado 26/09/2021 01:56CET

Malí.- Malí avisa de la inestabilidad en el Sahel y acusa a Francia de abandonarles en su lucha contra el terrorismo

Archivo - June 7, 2021, Bamako, Bamako District, Mali: Choguel Kokalla Maiga (center) during the inauguration ceremony of the President of the Transition, which took place on Monday, June 7 at the International Conference Center of Bamako (CICB) Choguel K
Archivo - June 7, 2021, Bamako, Bamako District, Mali: Choguel Kokalla Maiga (center) during the inauguration ceremony of the President of the Transition, which took place on Monday, June 7 at the International Conference Center of Bamako (CICB) Choguel K - Europa Press/Contacto/Nicolas Remene - Archivo

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de transición de Malí, Choguel Maiga, ha avisado durante su discurso en la Asamblea General de la ONU este sábado de que la región del Sahel se encuentra "severamente afectada por la acumulación de crisis", entre las que ha citado el terrorismo y la pandemia de COVID-19, y ha acusado a Francia de abandonarles en su lucha contra los grupos extremistas.

"Los grupos terroristas armados que invadieron casi dos tercios de nuestro territorio en 2012 se han dispersado sin llegar a ser eliminados" ha explicado el mandatario. "Fue en este contexto que Francia desplegó (su Ejército) en Malí, y es en este conexto que han decidido repentinamente retirarse", ha declarado Maiga.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció el pasado julio una reorganización de la presencia militar en la región del Sahel que empezará por cerrar las bases en el norte de Malí a finales de 2021, mientras que el país mantendrá "entre 2.500 y 3.000 hombres" de los 5.100 que hay desplegados en la actualidad.

Maiga ha asegurado que la situación se ha deteriorado de manera continua, hasta el punto de que hay partes del país que se encuentran "más allá del control del Gobierno".

"Mis conciudadanos viven bajo el yugo de grupos terroristas armados y sus derechos más básicos se les niegan", ha lamentado el mandatario, quien ha admitido también que el acceso a servicios básicos en algunas comunidades es "hipotético" debido a la débil presencia estatal.

Por ello ha pedido a las Naciones Unidas que adopten una "postura más ofensiva" sobre el terreno, y que ayuden al país a establecer "condiciones reales" para la estabiidad y el desarrollo.

Maiga ha recordado también que una prioridad de su Gobierno es ahora la convocatoria de nuevas elecciones "transparentes, creíbles e inclusivas" para devolver el orden constitucional al país.

"Estas elecciones son particularmente importantes porque serán un barómetro del éxito de la transición. Sabemos que su calidad y credibilidad condicionarán el futuro de nuestra democracia", ha sentenciado el mandatario.