Publicado 25/12/2020 12:12CET

Malí.- Muere el líder opositor de Malí Soumaila Cissé a causa del coronavirus

El líder de la opositora Unión por la República y la Democracia (URD), Soumaila Cissé, durante un acto en Malí
El líder de la opositora Unión por la República y la Democracia (URD), Soumaila Cissé, durante un acto en Malí - FACEBOOK DE SOUMAILA CISSÉ

Liberado el octubre tras más de seis meses en manos de la rama de Al Qaeda en el país africano

MADRID, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder opositor maliense Soumaila Cissé ha fallecido este viernes a los 71 años en la capital de Francia, París, a causa del coronavirus, según han confirmado fuentes de su partido citadas por la emisora Radio France Internationale.

Fuentes cercanas al fallecido líder de la Unión por la República y la Democracia (URD) han indicado que Cissé tuvo que ser trasladado a París desde la capital maliense, Niamey, a causa del deterioro de su estado de salud. "Es duro, es muy duro", ha dicho uno de sus amigos y miembro de la formación.

La muerte de Cissé tiene lugar poco más de dos meses después de ser liberado por el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), filial de la organización terrorista Al Qaeda, que le retuvo durante cerca de seis meses tras secuestrarle en marzo cuando se encontraba haciendo campaña junto a su delegación en Niafunké, de cara a unas elecciones parlamentarias en las que consiguió revalidar su escaño.

El líder de la URD quedó en segundo lugar en las presidenciales celebradas en agosto de 2018, cuando fue derrotado por Ibrahim Boubacar Keita --derrocado tras un golpe de Estado militar el 18 de agosto--, como ya ocurriera en los comicios de 2013.

Posteriormente, el JNIM publicó un comunicado en el que aseguró que procedió a la liberación de Cissé y de otros rehenes a cambio de "más de 200 musulmanes". Los otros liberados fueron la cooperante francesa Sophie Petronin, y los italianos Niccola Chiacchio y Pierluigi Maccalli, si bien el grupo no se pronunció sobre estos dos últimos.

Malí ha visto como en los últimos años las acciones de los grupos yihadistas han ido en aumento. En el país operan tanto la filial de Al Qaeda en el Sahel como la de Estado Islámico --Estado Islámico en el Gran Sáhara--.

La creciente actividad de estos grupos ha venido acompañada de un incremento de las tensiones de carácter étnico, lo que ha motivado numerosos incidentes de violencia intercomunitaria, a los que se suman además los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad malienses, denunciados de forma reiterada por las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.