Publicado 04/11/2020 18:40CET

Malí.- Mueren más de diez personas en varios ataques ejecutados en el centro de Malí

Soldados de Malí durante la ceremonia de cambio de mando de la EUTM
Soldados de Malí durante la ceremonia de cambio de mando de la EUTM - NICOLAS REMENE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Al menos once personas han muerto, incluida una que fue decapitada, en una serie de ataques ejecutados el lunes y el martes en varias localidades situadas en el centro de Malí, según han confirmado este miércoles las autoridades del país africano.

El incidente más sangriento tuvo lugar el martes, cuando ocho personas murieron y otras ocho resultaron heridas a causa de un ataque contra un vehículo entre las localidades de Parou y Songobia, en el círculo de Bandiagara, situada en la región de Mopti.

Fuentes citadas por la emisora maliense Studio Tamani han indicado que el conductor del vehículo y varios de los pasajeros han sido dados por desaparecidos a raíz del ataque, perpetrado horas antes de que personas no identificadas decapitaran a un anciano en su vivienda en la localidad de Fana, en esta misma región.

Asimismo, fuentes militares citadas por la emisora Radio France Internationale han detallado que entre las víctimas mortales hay dos bebés. El balance ha sido confirmado por la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA), que ha enviado efectivos a la zona.

Por otra parte, el imam de la aldea de Ndebougou, en el círculo de Niono, fue asesinado el lunes en su vivienda por personas no identificadas, horas después de que un comerciante fuera igualmente asesinado en Toridagako, una localidad ubicada en este mismo círculo.

Ndebougou y Toridagako están situadas a unos 60 kilómetros de Farabougou, una localidad sitiada desde hace cerca de un mes por yihadistas y en la que el Ejército logró entrar la semana pasada tras varios días lanzando alimentos por vía aérea para apoyar a la población local.

Malí ha visto como en los últimos años las acciones de los grupos yihadistas han ido en aumento. En el país operan tanto la filial de Al Qaeda en el Sahel --el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes, JNIM--, como la de Estado Islámico --Estado Islámico en el Gran Sáhara (ISGS)--.

La creciente actividad de estos grupos ha venido acompañada de un incremento de las tensiones de carácter étnico, lo que ha motivado numerosos incidentes de violencia intercomunitaria, a los que se suman además los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad malienses, denunciados de forma reiterada por las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Contador