Publicado 20/06/2020 14:27CET

Malí.- La ONU pide "contención" a los líderes de Malí ante la crisis política

Malí.- La ONU pide "contención" a los líderes de Malí ante la crisis política
Malí.- La ONU pide "contención" a los líderes de Malí ante la crisis política - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido "contención" a los dirigentes políticos de Malí ante la crisis política desatada entre el Gobierno y un movimiento opositor que exige la salida del poder del presidente, Ibrahim Boubacar Keita.

"El secretario general está siguiendo con preocupación los recientes acontecimientos políticos en Malí. Ha expresado su apoyo total a las gestiones lanzadas por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y en particular a la declaración del 19 de junio pidiendo un diálogo inclusivo", ha apuntado viceportavoz de Guterres, Farhan Haq, en un comunicado.

Así, Guterres pide "a todos los líderes políticos que manden un mensaje claro a sus seguidores para que ejerzan la máxima contención y eviten acciones que puedan avivar la tensión". "También destaca la importancia del diálogo y anima a todos los actores malienses a trabajar de forma inclusiva y constructiva para preservar el estado de Derecho y el respeto a los derechos fundamentales", ha añadido.

Por último reitera su intención de respaldar a los malienses "en sus esfuerzos para consolidar la paz y la democracia" en particular a través de su representante especial para Malí.

La CEDEAO ya se implicó con éxito en 2012 en un esfuerzo de mediación de la grave crisis política desatada en el país africano a causa del golpe de Estado que puso fin al mandato de Amadou Toumani Touré después de que las partes aceptaran su plan.

La protesta de este viernes ha contado nuevamente con un respaldo multitudinario y decenas de miles de personas han salido a las calles de la capital, Bamako, para protestar contra el Gobierno. Entre las peticiones del movimiento opositor están la dimisión de Keita y la disolución de la Asamblea Nacional y el Tribunal Constitucional.

Keita dijo en un discurso dado el domingo que había escuchado el "enfado" de los manifestantes, convocados el 5 de junio por el destacado imán Mahmud Dicko y otros grupos opositores, mientras que el martes propuso el inicio de "consultas" con vistas a la instauración de un gobierno de unión nacional tras las elecciones celebradas el pasado 29 de marzo.

Sin embargo, Dicko rechazó la propuesta del mandatario y recalcó que la protesta convocada para este mismo viernes en contestación por la situación que atraviesa el país, golpeado por crisis a nivel económico y de seguridad.

En este sentido, uno de los responsables del Movimiento 5 de Junio, Choguel Maiga, ha destacado que el grupo "nunca ha rechazado" un diálogo, si bien ha incidido en que "hay diálogos y diálogos" y ha pedido a Keita un "juego limpio", según ha informado la emisora Radio France Internationale.

Malí ha visto en los últimos años multiplicarse las acciones terroristas en su territorio, principalmente a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en el Sahel. La actividad yihadista se ha ido extendiendo desde el norte al centro del país y ha contribuido a aumentar la violencia intercomunitaria, enfrentando a pastores con agricultores.

Como resultado de todo ello, en el país hay 4,3 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria y más de 250.000 desplazados internos, unos 40.000 más de los que había a finales de 2019, según datos de la ONU. A esta situación se ha sumado también ahora la COVID-19, con el consiguiente impacto socioeconómico que está teniendo la pandemia en todo el mundo.