Publicado 30/07/2020 23:37:01 +02:00CET

Malí.- La oposición redobla sus exigencias y pide la dimisión del primer ministro de Malí para solucionar la crisis

Malí.- La oposición redobla sus exigencias y pide la dimisión del primer ministr
Malí.- La oposición redobla sus exigencias y pide la dimisión del primer ministr - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El movimiento opositor encabezado por el destacado imam Mahmoud Dicko, ha redoblado sus exigencias en medio de la crisis política en Malí y ha pedido al primer ministro, Boubou Cissé, que presente su dimisión para poder avanzar de cara a un acuerdo.

Dicko, que ha confirmado que Cissé visitó el miércoles su vivienda para "abordar la situación de la crisis maliense", ha resaltado que durante el encuentro le pidió que presente su dimisión, tras reclamar que el presidente, Ibrahim Boubacar Keita, abandone el cargo.

"Le dije lo que pienso. Le dije que ninguno de mis miembros entrará en el Gobierno y que no pido a nadie que lo haga", ha señalado, en referencia a la propuesta de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) para formar un Ejecutivo de unidad que incluya a miembros del Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP).

"Le dije que vaya a presentar su dimisión a su padre --en referencia a Keita-- y que le diga que eso podría ser una solución para la crisis, y no un problema", ha relatado, tal y como ha recogido el diario maliense 'Le Republicain'.

Tras ello, Choguel Maiga, un alto cargo del M5-RFP, ha destacado que el movimiento sigue decidido a lograr que Keita presente su dimisión, a pesar de que la CEDEAO ha destacado que esto no es una opción para solucionar la crisis.

Asimismo, ha incidido en que el movimiento convocará "una segunda fase de desobediencia civil" y ha argumentado que "la democracia no es un formalismo electoral". "Hay que respetar las leyes y es también la buena gobernanza", ha agregado.

Las palabras de Dicko y Maiga han llegado después de que el M5-RFP expresara su rechazo a la propuesta presentada por la CEDEAO tras una cumbre extraordinaria celebrada el lunes a raíz de la visita al país de dos delegaciones de alto nivel del organismo regional para contactar con las partes.

La propuesta contempla un Gobierno de unidad, la dimisión "inmediata" de 31 diputados para dar paso a elecciones parciales, una "recomposición" del Tribunal Constitucional y la creación de una comisión de investigación sobre la muerte de manifestantes en las protestas. Además, amenaza con sanciones contra los que actúen para impedir una solución a la crisis.

Asimismo, recoge que este Ejecutivo de unidad debería contar con miembros del movimiento opositor y la sociedad civil, si bien manifestó que los ministros de Defensa, Justicia, Exteriores, Seguridad y Finanzas "podrían ser nombrados antes de la formación" de este nuevo Gobierno.

En respuesta, Keita anunció el martes un Gobierno reducido de seis ministros para abordar la puesta en marcha de la propuesta, pese a la oposición del M5-RFP. Por su parte, los 31 diputados cuya dimisión pide la CEDEAO dijeron el miércoles que no abandonarán sus escaños, lo que dificulta una posible solución, que tendría que llegar antes del 31 de julio, según la 'hoja de ruta' del organismo.

La oposición ha denunciado la incapacidad del Gobierno para hacer frente al incremento de la violencia yihadista a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos.

A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus, así como el rechazo de la oposición a los resultados de las elecciones parlamentarias celebradas a finales de marzo en el país africano.

La CEDEAO ya se implicó con éxito en 2012 en un esfuerzo de mediación de la grave crisis política desatada en el país africano a causa del golpe de Estado que puso fin al mandato de Amadou Toumani Touré, después de que las partes aceptaran su plan.

Contador