Publicado 21/07/2020 18:28CET

Malí.- La oposición suspende hasta el 31 de julio las movilizaciones antigubernamentales en Malí

Malí.- La oposición suspende hasta el 31 de julio las movilizaciones antiguberna
Malí.- La oposición suspende hasta el 31 de julio las movilizaciones antiguberna - GETTY IMAGES / POOL - Archivo

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un movimiento opositor de Malí ha anunciado su decisión de suspender las movilizaciones convocadas a partir de este martes y hasta final de mes con el objetivo de dar a la población tiempo para prepararse para la Fiesta del Sacrificio.

Según las informaciones recogidas por el portal Maliactu, la "tregua" convocada por el Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) estará en pie hasta el 31 de julio, cuando arranca el Eid al Adha, llamado Tabaski en el país africano.

El anuncio ha tenido lugar un día después de que el M5-RFP convocara una nueva jornada de desobediencia civil tras rechazar la propuesta presentada por la delegación mediadora de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) para intentar resolver la crisis política.

El movimiento, liderado por el influyente imam Mahmoud Dicko, ha reiterado su exigencia de que el presidente, Ibrahim Boubacar Keita, abandone el cargo, así como "justicia para los manifestantes asesinados" durante las protestas del 10 de julio.

Las manifestaciones de dicha jornada llegaron tras un llamamiento a la desobediencia civil por parte de este movimiento opositor y derivaron en el ataque y saqueo de la Asamblea Nacional, así como en el bloqueo de las emisiones de la radiotelevisión pública maliense.

La portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssell, cifró el 17 de julio en catorce los fallecidos, incluidos dos menores, y en 154 los heridos, si bien la oposición ha denunciado más de 20 muertos en los incidentes.

Ante esta situación, se espera que los presidentes de Senegal, Costa de Marfil y Níger, Macky Sall, Alassane Ouattara y Mahamadou Issoufou, respectivamente, se desplacen al país de cara a una nueva ronda de contactos el jueves.

La CEDEAO ya se implicó con éxito en 2012 en un esfuerzo de mediación de la grave crisis política desatada en el país africano a causa del golpe de Estado que puso fin al mandato de Amadou Toumani Touré, después de que las partes aceptaran su plan.

NUEVOS COMBATES EN EL CENTRO DE MALÍ

Por otra parte, al menos 20 milicianos han muerto en las últimas horas en enfrentamientos entre clanes rivales en la aldea de Nienou, en la provincia de Mopti (centro), desencadenados por el asesinato de una milicia dozo de la región de Ségou.

Fuentes locales citadas por el diario 'Nord Sud Journal' ha indicado que el clan al que pertenecía Bablen Diarrá llevó a cabo un ataque en venganza por lo sucedido, desencadenando unos enfrentamientos que se han saldado con la muerte de cerca de 20 personas.

Malí es escenario de una creciente violencia yihadista, a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico, la cual ha potenciado también una incipiente violencia de tipo comunitario que enfrenta esencialmente a peul, a los que se identifica con los terroristas, con otros grupos étnicos. A esto se suma una grave situación económica, la percibida corrupción de la clase política y ahora también el impacto de la pandemia de coronavirus.