Publicado 12/06/2020 21:48CET

Malí.- El presidente de Malí vuelve a encargar al primer ministro que forme Gobierno, un día después de su dimisión

Malí.- El presidente de Malí vuelve a encargar al primer ministro que forme Gobi
Malí.- El presidente de Malí vuelve a encargar al primer ministro que forme Gobi - GETTY IMAGES / POOL - Archivo

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, ha vuelto a encargar la formación de Gobierno al primer ministro, Boubou Cissé, apenas un día de que presentara su dimisión, en medio de los crecientes llamamientos a favor de la salida del poder del mandatario.

"Todo mi reconocimiento al presidente, Ibrahim Boubacar Keita, por la confianza renovada a través de mi reconducción en mis funciones como primer ministro", ha manifestado Cissé a través de su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha dicho que "renueva su disponibilidad a ser un servidor del Estado al servicio de la nación" y ha reiterado su compromiso y el de su Ejecutivo para "estar al lado del pueblo".

Cissé fue nombrado primer ministro en abril de 2019 en sustitución de Soumeylou Boubeye Maiga y su confirmación llega a raíz de la toma de posesión del nuevo Parlamento tras las legislativas de marzo.

El influyente clérigo Mahmud Dicko y otros grupos opositores convocaron la semana pasada una manifestación en la capital, Bamako, para pedir la dimisión de Keita por su gestión del país, inmerso en la pandemia de coronavirus y en una grave inseguridad en el norte y el centro.

La protesta, a la que acudieron miles de personas, se ha visto sucedida por otras movilizaciones de menor calado durante los últimos días, en los que Dicko ha reiterado además sus llamamientos para que el presidente maliense abandone el cargo.

Por su parte, el Tribunal Constitucional lamentó la semana pasada que algunos partidos políticos y movimientos, "en desprecio de las disposiciones constitucionales" estén difundiendo "en las redes sociales y los medios declaraciones insurreccionales, subversivas, sediciosas llamando a la dimisión" del presidente, "la primera institución" del país.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Abdoulaye Coulibaly, pidió a los militares que "se mantengan al margen" de la manifestación y "observen una vigilancia extrema".

Malí ha visto en los últimos años multiplicarse las acciones terroristas en su territorio, principalmente a manos de las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en el país. La actividad yihadista se ha ido extendiendo desde el norte al centro del país y ha contribuido a aumentar la violencia intercomunitaria, enfrentando a pastores con agricultores.

Como resultado de todo ello, en el país hay 4,3 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria y más de 250.000 desplazados internos, unos 40.000 más de los que había a finales de 2019, según datos de la ONU.