Publicado 17/07/2020 17:17CET

Malí.- El primer ministro se disculpa por la muerte de manifestantes en la represión de las protestas en Malí

Malí.- El primer ministro se disculpa por la muerte de manifestantes en la repre
Malí.- El primer ministro se disculpa por la muerte de manifestantes en la repre - 2013 GETTY IMAGES / SEAN GALLUP - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Malí, Boubou Cissé, se ha disculpado este viernes públicamente por la muerte de manifestantes durante las protestas y los disturbios de la semana pasada en la capital, Bamako, tras el llamamiento a la desobediencia civil por parte de un movimiento opositor.

"Desgraciadamente, hubo abusos y es lamentable que eso haya pasado. Pedimos disculpas", ha indicado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión France24, en la que ha destacado que el papel de las fuerzas de seguridad es proteger a la población.

Cissé ha asegurado además que las autoridades "abrirán una investigación judicial" para "aclarar todo este asunto", a raíz de las informaciones que apuntan a la muerte de al menos una decena de personas. La oposición ha hablado de hasta 20 fallecidos y ha denunciado la intervención de las fuerzas especiales antiterroristas en la represión.

El primer ministro maliense ha rechazado además la exigencia del opositor Movimiento 5 de Junio-Agrupación de Fuerzas Patrióticas (M5-RFP) sobre la dimisión del presidente, Ibrahim Boubacar Keita, y ha argumentado que "el presidente ha sido elegido democráticamente por el conjunto del pueblo maliense".

"Es importante, de forma general y en el país de forma particular, que toda persona que llegue a ese nivel de responsabilidad lo haga a través del juego democrático, que son las urnas", ha sostenido Cissé.

Asimismo, ha defendido que considera "necesaria" la mediación que ha iniciado la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) debido a que la situación se encontraba en un punto "difícil" por la negativa de la oposición a aceptar la propuesta de diálogo de Keita.

Por ello, ha argüido que cree que la CEDEAO logrará generar un "espacio" para el diálogo del que "surgirá ciertamente un acuerdo político" que servirá como "una 'hoja de ruta'" para acercar posturas y resolver la crisis en el país africano.

LA ONU CIFRA EN 14 LOS MUERTOS

Durante la jornada, la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Liz Throssell, ha reclamado a las autoridades que "garanticen que las fuerzas de seguridad evitan recurrir a una fuerza innecesaria o excesiva", al tiempo que ha cifrado en catorce los fallecidos, incluidos dos menores, y en 154 los heridos.

Throssell, que ha manifestado que al menos 200 personas fueron detenidas --si bien posteriormente liberadas el lunes--, ha aplaudido el anuncio de Keita sobre la apertura de investigaciones y ha incidido en que "es esencial que todas las presuntas violaciones de los Derechos Humanos y los actos de violencia cometidos durante las protestas sean sometidas a investigaciones rápidas, exhaustivas, transparentes e independientes".

"En línea con su mandato, la División de Derechos Humanos y Protección de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) ha abierto una misión de comprobación para examinar las acusaciones sobre graves violaciones de los Derechos Humanos cometidas en relación con las protestas", ha dicho.

En otro orden de cosas, ha puntualizado que, si bien "muchas de las manifestaciones en el país son pacíficas, ha habido incidentes de manifestantes destruyendo y saqueando propiedades públicas y privadas, incluida parte de la Asamblea Nacional", mientras que "un grupo ocupó las instalaciones de la radiotelevisión pública, cortando sus emisiones".

"Pedimos a todas las partes que ejerzan la máxima contención y usen medios pacíficos para abordar sus diferencias, provocadas por varios factores, incluidos los resultados de las aplazadas elecciones parlamentarias, la supuesta corrupción endémica y la débil gobernanza, el aumento de la inseguridad y el extremismo violento en distintas partes del país", ha dicho.

Throssell ha mostrado además su "preocupación" por "la proliferación de noticias falsas y mensajes en Internet incitando a la violencia" y ha reclamado a las instituciones y los actores políticos que "respeten los principios democráticos y salvaguarden los Derechos Humanos y el Estado de Derecho".