Publicado 06/11/2020 16:36CET

Malí.- Registrados nuevos enfrentamientos entre terroristas y cazadores tradicionales dozo en el centro de Malí

Soldados del Ejército de Malí
Soldados del Ejército de Malí - FUERZAS ARMADAS DE MALÍ (TWITTER @FAMA_DIRPA)

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La región maliense de Mopti, situada en el centro del país, ha sido escenario en los últimos días de nuevos enfrentamientos entre presuntos terroristas y cazadores tradicionales dozo, pertenecientes a la comunidad dogon, unos incidentes que se han saldado con la muerte de "muchos" miembros de este último grupo, sin que por el momento haya un balance oficial.

Los incidentes estallaron tras un ataque lanzado por supuestos terroristas contra la localidad de Moudjedje, situada en el círculo de Sévaré, lo que desencadenó intensos combates en la zona, tal y como ha recogido el diario maliense 'L'Independant'.

Por el momento no ha trascendido a qué grupo armado pertenecerían los atacantes. Los cazadores dozo pertenecen a la comunidad dogon, que ha protagonizado numerosos enfrentamientos con los fulani, a los que acusan de ser miembros de grupos yihadistas.

El principal motivo es que los grupos yihadistas que operan en la región --incluidas las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico-- han aprovechado el descontento y la tradicional marginación de los peul para engrosar sus filas, lo que ha derivado también en acusaciones contra ellos por supuestamente ser miembros de estos grupos.

Esta situación ha provocado un recrudecimiento de los enfrentamientos intercomunitarios y de las matanzas en venganza por incidentes previos, así como un aumento de las acusaciones contra el Ejército por atrocidades cometidas contra miembros de la comunidad peul.

En este sentido, el jueves arrancó en el círculo de Niono un foro para abordar una reconciliación intercomunitaria en el país, reuniones a las que se han desplazado cuatro ministros del Gobierno de transición en pie tras el golpe de Estado del 18 de agosto contra el entonces presidente, Ibrahim Boubacar Keita.

Al este proceso de diálogo están invitadas cientos de personas con el objetivo de abordar el repunte de las tensiones, especialmente entre los cazadores dozo y los peul, según ha informado la emisora Radio France Internationale. Las conversaciones formales arrancarán este viernes, tras la ceremonia de apertura celebrada el jueves.

REPUNTE DE LOS ATAQUES EN NIONO

Niono ha sido escenario de numerosos ataques por parte del Frente de Macina, integrado en el Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), rama de Al Qaeda en Malí. El líder de este grupo, Amadou Koufa, reclamó en julio a los dozo que "se aparten de su camino" e incidió en que los enemigos del grupo "son los dirigentes del país".

Koufa indicó en un mensaje que le fue atribuido que el Frente de Macina "no está en conflicto ni con los dozo ni con ninguna otra persona de Malí ni del mundo que no sea un gobernante" y recalcó que el grupo quiere que "la democracia desaparezca totalmente" en el país y en el resto del mundo y que "se aplique la 'sharia' y se utilice el Corán para hacer justicia".

Por ello, trasladó a los dogon que "habrá paz" si están de acuerdo con no enfrentarse al grupo, pero les advirtió de que "se preparen si no están de acuerdo". "Preparad a todas vuestras fuerzas, porque no os dejaremos", zanjó.

Los últimos incidentes en la zona han tenido lugar esta semana, con el asesinato el lunes del imam de la aldea de Ndebougou, en el círculo de Niono, por personas no identificadas, horas después de que un comerciante fuera igualmente asesinado en Toridagako, una localidad ubicada en este mismo círculo.

Ndebougou y Toridagako están situadas a unos 60 kilómetros de Farabougou, una localidad sitiada desde hace cerca de un mes por yihadistas y en la que el Ejército logró entrar la semana pasada tras varios días lanzando alimentos por vía aérea para apoyar a la población local.

Contador