Publicado 15/03/2021 13:42CET

Malí.- Un tribunal de Malí da carpetazo al proceso contra el líder del golpe de Estado de 2012

Acusado por el secuestro y asesinato de 21 'boinas rojas' en 2013

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Malí ha anunciado este lunes su decisión de dar carpetazo al proceso abierto contra Amadou Haya Sanogo, quien lideró el golpe de Estado militar de 2012, por el asesinato de más de 20 'boinas rojas' tras la asonada.

El tribunal ha indicado que ni Sanogo ni el resto de acusados serán condenados por el caso y ha señalado que abandona los procedimientos, según ha recogido el diario maliense 'Journal du Mali'.

Así, ha citado una controvertida ley aprobada en 2019 en favor de la reconciliación nacional a aquellas personas acusadas de crímenes durante la crisis de 2012, que terminaría por arrastrar al país a un conflicto del que aún no se ha recuperado.

El tribunal ha hecho además referencia a un acuerdo para el pago de daños y compensaciones alcanzado entre el Ejército y la parte civil de la demanda contra Sanogo y el resto de acusados, tal y como ha informado la emisora Radio France Internationale.

Sanogo estaba imputado junto a otras 17 personas de la desaparición y asesinato de 21 'boinas rojas' en 2013, suceso que tuvo lugar a raíz de la asonada del año anterior contra el entonces presidente, Amadou Toumani Touré, que permitió que los rebeldes tuareg y los milicianos islamistas se hicieran con el control del norte del país.

El caso se fundamenta en el hallazgo en 2013 de una fosa común que contenía los cuerpos de los militares desaparecidos. Diversas ONG aplaudieron que era un paso positivo en la lucha contra los abusos militares y policiales, si bien la decisión del tribunal aún no ha obtenido respuesta.

El golpe de Estado de 2012 se vio seguido por un periodo de transición liderado por Dioncounda Traoré, quien en septiembre de 2013 cedió el poder a Ibrahim Boubacar Keita, vencedor de las elecciones de ese año. Keita fue derrocado en 2020 en un nuevo golpe de Estado tras semanas de movilizaciones en su contra.

El país africano sigue sumido en la inestabilidad pese al acuerdo de paz firmado en 2015 y hace frente a un aumento de los ataques por parte de grupos yihadistas, entre ellos las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico en la región.