Publicado 16/03/2021 16:36CET

Malta.- Uno de los acusados por el asesinato de Caruana Galizia desvela un plan para matarla con un AK47 en 2015

Archivo - Vigilia en honor a la periodista de investigación asesinada Daphne Caruana Galizia
Archivo - Vigilia en honor a la periodista de investigación asesinada Daphne Caruana Galizia - Christoph Soeder/dpa - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Vince Muscat, que se declaró culpable de asesinar a la periodista Daphne Caruana Galizia, ha revelado este martes un plan para matarla usando un rifle AK47 dos años antes de que se produjera su homicidio.

En una audiencia judicial, Muscat ha detallado que había planes de matar a Caruana Galizia en 2014 y que él y George Degiorgio, otro de los acusados, pasaron "días" vigilando la casa de la periodista en Bidnija para cometer el asesinato, que finalmente no se llevó a cabo porque nunca recibieron el pago de un adelanto de 50.000 euros por el crimen.

El plan, según Muscat, era interceptarla cuando fuera conduciendo su vehículo y dispararle con un AK47. En esta ocasión, la intención de matar a Caruana Galizia supuestamente era del abogado David Gatt y del exministro de Economía Chris Cardona. Según su testimonio, Gatt había visitado un cobertizo en la localidad maltesa de Marsa donde él, George y su hermano Alfred --también acusado de asesinar a la periodista-- se reunían y les dijo que iba a visitar a Cardona "por Daphne".

Cuestionado sobre si le preocupaba que Cardona revelara el complot, Muscat ha señalado que no porque, según ha dicho, el ministro está implicado en otro "gran crimen" que sucedió hace años en el que también está implicado otro ministro maltés, según ha recogido el diario 'Times of Malta'.

Muscat fue condenado a 15 años de prisión tras declararse culpable del asesinato de Caruana Galizia. En concreto, junto a los hermanos Degiorgio, estaba acusado de fabricar, colocar y detonar la bomba que mató a la periodista en 2017.

La confesión de Muscat, junto a la información que puede proporcionar a la Policía, tiene el potencial de originar un efecto dominó en los casos de los hermanos Degiorgio y del empresario Yorgen Fenech, considerado el cerebro del asesinato de la periodista. Muscat pidió un indulto presidencial a principios de año, pero el Gobierno de Malta lo rechazó.

El 16 de octubre de 2017, Caruana Galizia sufrió un ataque con coche bomba que acabó con su vida. El atentado conmocionó a la opinión pública de la isla y puso al entonces Gobierno del exprimer ministro Joseph Muscat --sin parentesco con Vince Muscat-- en una situación muy delicada, al tener que desmentir en varias ocasiones la inocencia de dos miembros de su gabinete en el crimen de la periodista.

En el centro del escándalo se encuentra el destacado empresario Yorgen Fenech, dueño de un consorcio de empresas y de una compañía en un paraíso fiscal que presuntamente habría hecho pagos secretos al jefe de gabinete de Muscat, Keith Schembi, y al ministro de Turismo, Konrad Mizzi.

Caruana Galizia escribió sobre ellos meses antes de ser asesinada, y Fenech asegura que Schembi, mano derecha del exprimer ministro, se encontraba detrás de la conspiración para asesinar a la reportera.

Contador