Malvinas.- Argentina condena las afirmaciones de Cameron y considera un "profundo error" que Londres ignore a la ONU

Actualizado 04/04/2012 0:29:36 CET

BUENOS AIRES, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha condenado este martes las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, sobre la actuación del Ejército durante la Guerra de las Malvinas y ha asegurado que Londres comete un "profundo error" al ignorar las resoluciones de la ONU que piden una salida negociada a esta disputa histórica.

"Un profundo error fue expulsar a la población argentina de las Islas Malvinas en 1833, vulnerando derechos que el primer ministro dice defender, e implantar, bajo forzados planes de colonización, a población británica", señala el Ministerio de Exteriores de Argentina en un comunicado.

Argentina y Reino Unido subieron el tono de sus discursos en los actos celebrados el lunes para recordar a los caídos hace treinta años en la Guerra de las Malvinas, lo que ha empeorado aún más el clima de tensión entre ambas naciones.

Desde Reino Unido, Cameron afirmó que la actuación del Ejército británico sirvió entonces para reparar "el profundo error" que supuso la invasión por parte de Argentina a las islas Malvinas porque "Buenos Aires pretendía robar a los habitantes de la isla su libertad y su forma de vida".

El Gobierno de Fernández de Kirchner ha respondido que "un profundo error" ha sido "persistir con el colonialismo" que "edifica el bienestar de un pueblo sobre la base del sometimiento militar y cultural, y la expoliación de los recursos naturales de otros pueblos".

"Otro profundo error es continuar ignorando la integridad territorial de un país soberano", por lo cual es necesario "terminar con los últimos enclaves coloniales", ya que "al clamor de los pueblos del mundo por dejar atrás esa lacra colonial se contrapone sólo la fuerza militar y el despliegue de armas nucleares de Reino Unido".

"Un profundo error es la persistente conducta del Reino Unido ignorando las múltiples resoluciones de las Naciones Unidas, y debilitando peligrosamente a dicho organismo y sus mandatos de resolver, en forma pacífica, los conflictos entre naciones", subraya el comunicado de Exteriores.

Por último, Argentina ha pedido a Cameron "reflexionar sobre estos principios y abandonar cualquier tentación de usar esta justa causa argentina para un efímero rédito político interno".