Malvinas.- Chávez reitera su apoyo a Argentina en su lucha por la soberanía de las Malvinas

Actualizado 03/04/2012 19:29:57 CET

CARACAS, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Hugo Chávez ha reiterado este martes su apoyo a Argentina en la disputa que mantiene con Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, conflicto que desató una guerra de la que se cumplieron 30 años este lunes.

A través de un comunicado del Ministerio de Exteriores difundido este martes, Venezuela ha exigido el cumplimiento de las resoluciones emitidas por la Asamblea General de Naciones Unidas, que "obligan al Reino Unido a negociar una solución pacífica y definitiva al problema de estas islas sudamericanas".

Asimismo, el Gobierno de Chávez ha resaltado que Argentina cuenta actualmente con un bloque regional que le apoya "en su causa soberana, y no permitirá una nueva agresión colonialista ni aceptará que se le intimide con medidas unilaterales que se encuentran al margen de la legalidad internacional".

De esta manera hizo referencia a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), grupo nacido en 2008 del que forman parte Argentina, Perú, Chile, Venezuela, Ecuador, Guyana, Surinam, Bolivia, Colombia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Justamente, Unasur formalizó este lunes ante la ONU su apoyo a Argentina en el conflicto.

En el texto, Venezuela califica de "gesta patriótica" la guerra que emprendió Buenos Aires hace 30 años para recuperar la soberanía sobre estas islas, de las que Reino Unido tomó poder desde 1833.

"El presidente Hugo Chávez ratifica su apoyo incondicional al pueblo argentino y al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, por el legítimo derecho que tienen sobre este conjunto de islas, y le rinde honor a los héroes que lucharon hace 30 años en esa guerra injusta y desproporcionada, fruto de los resabios coloniales que han perseguido a América Latina y el Caribe a lo largo de su historia", concluye el comunicado.

Este lunes, Fernández de Kirchner encabezó la conmemoración de los 30 años de la guerra en Ushuaia, capital de Tierra de Fuego (sur) y ciudad que los argentinos consideran como la capital de las islas Malvinas. En su discurso, ofrecido ante cientos de personas, criticó las supuestas pretensiones colonialistas de Londres sobre esa zona del Atlántico Sur.

También insistió en que el diálogo es la única solución a esta disputa, y ha conminado a Reino Unido a cumplir con las resoluciones de la ONU que instan a las partes a negociar sobre este asunto. "No queremos tambores de guerra", aseguró la mandataria.

Las tensiones diplomáticas entre Argentina y Reino Unido se han intensificado en los últimos meses tras el envío de un buque de guerra británico a las islas y con el inicio de los trabajos de exploración de petróleo en esa zona. Buenos Aires presentó el pasado febrero ante la ONU una denuncia por lo que ha considerado como la militarización del archipiélago por parte de Londres.

"Es una injusticia que en pleno siglo XXI todavía subsistan enclaves coloniales como los que tenemos aquí, a pocos kilómetros de distancia", lamentó la presidenta.

La guerra, desatada en 1982 y que duró más de dos meses, se saldó con la muerte de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.